Un dia de estos tendré que empezar a tirar revistas y recortes de prensa antiguos, todos ellos relacionados con la cocina, claro….pero mientras tanto los reservo para hacer esas viejas recetas a la menor oportunidad. Uno de estos pequeños recortes del periódico correspondía a una vieja receta de Arguiñano, de cuando publicaba hace más de 20 años en Diario de Cádiz. Esta sopa de calabacín está muy rica, es muy sencilla y es una variación del puré de calabacines que hacemos en casa habitualmente. La hicimos para cenar hace una semana y nos convenció.

Ingredientes para 4 personas: 4 calabacines, 2 patatas medianas, 1 cebolleta o cebolla, ½ litro de agua, 100 g de queso fresco, sal, aceite de oliva virgen extra y cuadraditos de pan.

En una cazuela con agua y sal, poner las patatas y los calabacines pelados y cortados junto con la cebolla. Dejar cocer 30 minutos, añadiendo luego el queso y pasándolo todo por la batidora, y por el chino si fuera necesario. Corregir de sal y decorar con los picatostes (pan frito en aceite).

Nosotros hicimos esta receta en la thermomix, con lo que se aprovechó toda el agua y la sopa fue una crema de categoría. Se colocó todo en el robot junto con el agua, a 100º C, velocidad 1 y 30 minutos de tiempo. Luego se trituró a la máxima potencia…..buenísima la sopa.