“Los pucheros de las monjas clarisas” es un libro precioso que bajo de la estantería de vez en cuando. Su autora es Sor Isabel Diaz del Campo, monja de la orden de Santa Clara desde 1956. La obra se editó en septiembre de 2011 y contiene unas 200 recetas de verduras, carnes, pescados y legumbres, pertenecientes a la cocina diaria. Es una maravilla de la cocina conventual, para aprender y para disfrutar. La semana pasada seleccioné esta receta de pastel de patatas con carne, algo distinto al que habitualmente hago. Aquí está.

Ingredientes: 1/2 kg de carne de ternera picada, 1 cebolla, 1 pimiento rojo, 1 zanahoria, 50 g de guisantes cocidos, 2 huevos cocidos, pimentón dulce, sal, aceite de oliva virgen extra.

Para el puré de patatas: 700 g de patatas, 150 ml de leche, 80 g de mantequilla, sal y pimienta negra recién molida.

Elaboración: Cocer las patatas sin pelar unos 20 minutos a fuego moderado, cortarlas a trozos regulares. Pasado el tiempo, retirar del fuego y escurrir. En cazuela poner la leche y la mantequilla. Hervir a fuego lento. Cuando la mantequilla esté completamente deshecha incorporar las patatas, dar unas vueltas, retirar del fuego y con la ayuda de un pasapurés machacar las patatas y mezclarlas bien con la leche. Salpimentar a gusto. Reservar el puré.

En una sartén con un poco de aceite picar la cebolla, el pimiento y la zanahoria cortados a trozos pequeños. Cuando estén tiernos, incorporar la carne picada y los guisantes cocidos y dejar que se cocine a fuego fuerte. Cuando la carne esté hecha, salpimentar y añadir un poco de pimentón dulce. Mezclar bien y poner la mezcla en una fuente de horno.

Cubrir la carne con el puré de patatas y poner en el horno hasta que se dore. Puede añadirse un poco de queso rallado. Servir caliente.

Notas: aunque la receta es para 1 kg de carne, he ajustado las cantidades de los demás ingredientes para ½ kg, pero no de las patatas, pues es la cantidad necesaria para cubrir el pastel.

La cocina de los conventos es de las más atractivas y saludables y este libro lo demuestra.

Nota: El pastel me salió un poco reseco, pero lo arreglé cubriendo con tomate frito del casero y quedó más jugoso. Este plato es más completo que el tradicional por llevar más ingredientes.