Aquí sigo de momento. El 8 de enero de 2007 comencé una andadura tímida y modesta, intentando contar lo que ocurría en mi cocina. Eran recetas de diario, fáciles, sencillas y muy conocidas, que solo pretendían demostrar que meterse en la cocina era cuestión de voluntad más que de habilidad. Al poco tiempo de arrancar comprendí que no solo de recetas vivía el hombre, que la cocina tiene muchas más vertientes, que influye directamente en nuestra salud, nuestra sociabilidad, nuestra economía y hasta en nuestro medio ambiente. La cocina rige gran parte de nuestra vida y había que salir al mundo exterior para interpretarla.

Han transcurrido cinco años y han pasado por mí casi 1.500 entradas blogueras, relativas a temas tan diversos como hostelería y tiendas de productos gourmet, alimentación, entrevistas, rutas gastronómicas, recetas (400), pero también información sobre dietas y consejos sobre nutrición, por no mentar la gran cantidad de reportajes relacionados con la cocina. Aquí todo lo que le rodea tiene vida propia. Y además, gracias a toda esta información, no paro de aprender cada dia.

Mi razón de ser es y sigue siendo la cocina familiar, sus aspiraciones y sus dificultades. La cocina diaria es para mí lo más grande, por eso lucho por apoyarla e intentar ayudar a mejorarla dentro de mis posibilidades, porque, cinco años después sigo siendo un blog modesto y lleno de carencias técnicas.

Gracias por estar ahí. ¡Viva la cocina de diario! ¡Vivan los potajes, los arroces, los guisos y las ensaladas!.

Un quinquenio: dicen que la antigüedad es un grado ¿no?