Sesenta y dos kilómetros separan a esta pequeña localidad, (segregada de Medina Sidonia en 1988), de la capital gaditana y que roza los 8.000 habitantes. El pasado sábado dia 15 nos pusimos en camino por carreteras poco señalizadas, para llegar a la presentación del número 2 de la revista literaria y cultural “El Ático de los Gatos”, que dirige la poetisa Rosario Troncoso y que tiene como editor al benalupense Alejandro Pérez Guillén, también poeta que actuó de anfitrión. El lugar elegido fue el pub “El Tato”, y una servidora estuvo en la mesa de la presentación, por tener el gran honor de participar –junto a plumas más que prestigiosas- en la sección de gastronomía de la revista (Para relamerse), junto a Benjamín Colsa. Pero además, en el transcurso del acto nos encontramos con un repertorio de todos los dulces que se hacen en Benalup, de claras influencias asidonenses, lo que es garantía de ricura. Así da gusto presentar revistas.

El Ático de los Gatos” (fruto de la iniciativa privada, por cierto, y de periodicidad semestral), es una joven publicación literaria con secciones muy variadas: microrrelatos, entrevistas a escritores, reseñas de libros, poesía, reflexiones, e incluso un apartado dedicado a la gastronomía. Aquí fue donde defendí la importancia de la tortillología y el estudio de esta exquisita receta de huevos y patatas, con motivo de mi colaboración en la revista, bajo el título “Monólogo de una tortilla”. Durante mi exposición mostré al público el título de licenciatura en tortillología.

El pub –sitio céntrico del pueblo- es cafetería, bar de copas y lugar de encuentro de personas de todas las edades. Fue en sus comienzos –en 1876, que se sepa- , la posada de la localidad. De hecho, conserva gran parte de su antigua estructura y diversos objetos históricos en su decoración. Más tarde, se llamó el bar de Alfonsito el de Pérez, regentado por el padre del actual dueño, apodado “El Tato”. El caso es que el lugar se llenó de público, bastante respetuoso por cierto, sintiéndonos como si estuviéramos en casa.

Comenzó el acto Rosario Troncoso, presentando la revista y continuando el editor Alejandro Pérez Guillén. En tercer lugar me tocó intervenir, y en mi vida me he visto en tal aprieto. …. los temas literarios me encantan, pero me dan mucho respeto. Tras unos breves preliminares, me convertí en tortilla de patatas para leer su “Monólogo”, terminando la velada con las poesías que recitaron Troncoso y Pérez Guillen, y con la música de otra Rosario, de apellido Delgado, quien puso melodía y guitarra a los versos del autor benalupense.

Sesenta y dos kilómetros de recorrido para intervenir en un acto sencillo, lleno de platos de bizcochos, galletas caseras y exquisitos roscos, que llevaron un cierto calor y belleza a una tarde oscura y húmeda de diciembre. Allí los versos sonaron a reunión de amigos, a merienda de invierno y a mesa camilla. Por cierto, Troncoso y Pérez Guillén han sido seleccionados al premio “Andalucía de la Crítica”. Como veréis, no me junto con cualquiera.

Dice Pérez Guillén que “la literatura es como los gatos, con una parte sensible y otra que araña”. En El Ático de los Gatos hay un poco de todo, lo que hace amena su lectura.

P.D. La revista puede adquirirse en librerías gaditanas como La Clandestina, Las Libreras, Manuel de Falla, Quorum y el teatro café El Pelícano, así como en la librería Pérgamo de Puerto Real. Está prevista su próxima presentación en Granada.

Más información:

http://elaticodelosgatos.blogspot.com.es/2012/12/el-atico-delos-gatos-n-2-cronica-de-la.html

http://www.diariodecadiz.es/article/ocio/1413430/atico/los/gatos/se/reafirma/con/su/segundo/numero/la/calle.html