Después de las dos entradas anteriores sobre corte y degustación del mejor jamón ibérico puro, lo suyo es poner aquí alguna receta de cocina, que demuestre que del cerdo se aprovecha todo. Esta clásica sopa de jamón la pusimos en casa el fin de semana pasado.  Además de fácil, está riquísima y los platos salen justos. En esta ocasión, para 4 personas. La encontré en el libro “El cerdo ibérico, crianza, productos y gastronomía”, editado por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Huelva”, toda una enciclopedia sobre este valioso animal.

Ingredientes (4 personas): 100 g. de taquitos de jamón ibérico (se compran en charcuterías), 2 dientes de ajo, 1 cebolla, 3-4 granos de pimienta negra, algo de comino, perejil, culantro, 4 rebanadas de pan, 1 litro de agua, aceite de oliva virgen extra y algo de sal.

En una cazuela con aceite salteamos un poco el jamón picado y lo reservamos. En el mismo aceite rehogamos la cebolla y los ajos picados. Hacemos un majado con la pimienta negra, el comino, el perejil picado y el culantro, y también lo añadimos al sofrito, dejándolo unos 10 minutos. A todo esto le añadimos el agua, o bien lo pasamos a una olla, que tiene más espacio, cocinándolo a fuego lento un cuarto de hora.

Preparamos los platos donde previamente hemos dispuesto las rebanadas de pan cubiertas con el jamón, vertiendo sobre ellos la sopa. Servir inmediatamente.