He aquí un potaje básico y yo sin conocerlo. Por lo visto es de los potajes más conocidos y cocinados en Cádiz. Me lo traje literalmente del mercado de abastos, en donde la gente habla de cocina –sobre todo tradicional- en los tiempos de espera en la cola. La receta es para alubias corrientes, pero yo la hice con las alubias pequeñitas de Conil, también llamadas frijoles. Aunque todavía pega el sol de septiembre, este plato apetece.

Ingredientes para cuatro personas: 350 g de habichuelas de Conil, 50 g de arroz, una cabeza de ajos, una cebolla, un pimiento verde, uno o dos tomates maduros, medio ramillete de apio, un cacito de aceite de oliva virgen extra, dos cucharaditas de pimentón dulce, chorizo (rodajas para cuatro personas) y sal.

Dejar en remojo las habichuelas el dia antes. Ponerlas a cocer en agua fría con el ajo, la cebolla, el pimiento entero, el tomate pelado y troceado, el aceite y el apio a trocitos; añadir el pimentón dulce; una hora y cuarto será suficiente.

Quitar el pimiento y el ajo, que no se aprovechan tras la cocción; sacar la cebolla y el tomate (los trocitos) y pasarlos por la batidora para que espesen el caldo. Añadir el chorizo y dejar la cocción unos quince minutos más.

Añadir el arroz y corregir de sal, dejando los veinte minutos que necesita el arroz.

Servir. Hoy lo tenemos para almorzar.

NOTA: también encontré este potaje en un libro de cocina tradicional de Chiclana.