Acabo de enterarme de que Conil (la huerta de la provincia de Cádiz) produce pimientos del piquillo. Tienen este precioso color rojo, son de tamaño mediano y de forma triangular. Me llevé seis unidades, para hacerlos rellenos, y que hubiera al menos dos por persona. El resultado, que están riquísimos. Cuento la receta.

Ingredientes: 200-250 gramos de atún rojo, un calabacín pequeño, una cebolleta, un pimiento verde de freir, un chorreón de nata líquida, sal y aceite de oliva virgen extra.

Elaboración: Trocear el atún en pedazos pequeños. En un perol con aceite, pochar la cebolleta muy picada y el pimiento verde, dejándolos unos cinco minutos; a continuación añadir el calabacín, la nata (muy poquita) y el atún, corrigiendo de sal. Seguir salteando un rato.

Mientras, lavar los pimientos y cortarlos alrededor del rabito, quitándoles las pepitas y dejando solo una “tapadera” para cerrarlos después.

Cuando esté el pochado, rellenar los pimientos y taparlos. Meterlos en el horno caliente unos treinta minutos a 180º C.

¡ojo! Antes de servir, si es posible, quitar la piel de los pimientos. En la foto de arriba aún no lo había hecho…. disculpen ustedes la mala pinta de los pimientos….

Esta receta ha gustado mucho en casa. Y más natural y digestiva, imposible.