Un equipo de Televisión Española quería grabar en Cádiz capital –además de en la provincia- material sobre la licenciatura de tortillología de la que ya somos graduados a falta de la entrega del título. Con tal motivo quedamos ayer en la Taberna El Veedor, aula magistral de Tortillología número 6, tres alumnos “aventajados”, a saber: Maribel (Gadissa, blog de Tortillología), Juan Antonio (Tubal) y una servidora, en nombre de Comeencasa.

El retraso de la unidad televisiva hizo que gastáramos el tiempo en charlar de cosas gastronómicas de este Cádiz que se hace famoso por lo que habla, transmite, comunica y cuenta. El caso fue que la grabación tuvo que hacerse un poco a la carrera pues cerraban el establecimiento, con lo mucho que teníamos que contar cada uno de nosotros a las preguntas de los reporteros.

Por ejemplo: si nos piden la definición de la licenciatura en tortillología, la respuesta es que se trata de una idea de D. José Monforte, ideólogo de esta ruta gastronómica, formada por quince establecimientos seleccionados por ofrecer buenas tortillas de patatas; y que no solo se promocionan los bares y sus correspondientes tapas sino también la sociabilidad alrededor de la gastronomía de a pie, que se institucionaliza, junto a la beneficiosa movilidad turística. De hecho, el establecimiento más lejos de la capital gaditana con tortilla en su carta está situado en Olvera, en plena sierra de Cádiz.

Por otro lado, en más de una ocasión se establece un vínculo entre el personal del bar y el tortillando o estudiante de tortillología, cosa bastante positiva. Además, los establecimientos van dándose más a conocer por su variedad de tortilla. Siempre ha existido y ha triunfado la especialización en las tapas.

En resumen: visitando quince establecimientos seleccionados en Cádiz y provincia que ofrecen tortilla de patatas (previo sellado de la cartilla correspondiente), además de elaborar una tortilla en la cocina propia, posibilitan que uno termine la licenciatura de tortillología. De momento, hay 150 tortillandos matriculados, en busca de título, cuyo plazo finaliza el próximo 30 de septiembre. Antes de esta fecha deberán estar entregadas las cartillas selladas para tener derecho a título este curso. Luego vendrá otra promoción.

Hay proyectos que solo tienen aspectos positivos; la licenciatura de tortillología es uno de ellos. Además, la tortilla gusta a todos.

Por cierto, el Bar Veedor cuenta con una gran variedad de tortillas –de patatas, de berenjenas, de espinacas y queso, de ahumados, etc.-

Al final, si os soy sincera, no estoy muy segura de lo que conté a TVE. Lo veremos cuando se emita el programa “Gente”, ya en el mes de septiembre…

La foto es cortesía de mi amiga Maribel, del blog licenciatura en tortillología, que hoy cuenta con uno nuevo: http://noticieroculinario.blogspot.com.es/. Os lo recomiendo.