La última tregua de las temperaturas nos ha permitido introducir algún que otro plato de legumbres más propio del invierno; aunque cuando las legumbres acompañan al pescado la cosa cambia, se convierte en un alimento mucho más digestivo. Eso nos ocurrió con estas riquísimas fabes con gambas que a todos gustó y sentó bien (más importante que lo primero si cabe).

Ingredientes (5 personas): 400 g de fabes, ½ de gambas frescas, salsa de tomate casera, 1 cebolla o cebolleta fresca, pimentón dulce, dos ajitos, un chorreón de brandy o manzanilla. Y para el caldo de pescado, restos de pescadilla, cabezas de gambas, media cebolleta y una rama de apio.

Elaboración: dejar las fabes en remojo la noche anterior. Lo primero, preparar el caldo de pescado, dejándolo a fuego medio como una hora aproximadamente. Cocer las fabes en este caldo como una hora y cuarto más o menos, añadiéndole caldo frío un par de veces durante la cocción.

En un perol de hierro, calentar un poco de aceite y los ajitos picados, para saltear las gambas peladas con un poco de brandy durante dos minutos. Añadir todo esto a las fabes, junto a una cucharadita de pimentón dulce y sal. Dejar unos cinco minutos más y servir.

Al dia siguiente las fabes estarán aún mejor.