Directo al paladar me escribe todos los días, como al resto de sus seguidores. Se trata de una de las mejores webs gastronómicas de España. De uno de sus correos, tomé esta receta que me pareció ideal para la época veraniega. La hicimos en casa y gustó mucho. Además de muchos puerros en el verdulero, tenía en el congelador como un cuarto de langostinos –frescos en su día-, que ya había que consumir. Por cierto, la receta original lleva gambas.

Ingredientes para 4 personas: 3 huevos, un envase pequeño de nata líquida, 5 puerros, 150 gambas o langostinos, algo de nuez moscada, una cucharada de eneldo picado, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta blanca.

Elaboración: limpiar puerros, cortarlos a rodajas, lavar y escurrir. En un perol con aceite (lo justo), pochar los puerros durante unos 20 minutos. Cuando estén añadir los langostinos pelados y picados, salteándolos unos 5-10 minutos, con sal y la moscada.

Cascar y batir los huevos, añadiéndole la nata líquida y el eneldo, mezclando todo esto con el salteado de puerros y gambas.

Precalentar el horno a 180º C. Preparar un molde de plum-cake y rellenarlo con todo esto; hornear el pastel unos 40 minutos.

Se acompaña de salsa rosa u otra.

Aconsejo la receta. Se hace el dia anterior y en la mesa queda fenomenal.