Con cierto estupor observo cómo bajan los precios de ciertos alimentos hasta niveles sospechosos en las ofertas de los supermercados, no solo ahora por la crisis, antes ya se estuvo haciendo….y pongo por ejemplo la leche, el aceite o la cerveza, bien con marcas conocidas o con nombres nuevos; he aquí tres super productos de amplio recorrido histórico y alimenticio, que han acompañado siempre al hombre,  han creado cultura y cuya elaboración supone un coste razonable por la infraestructura que mueve. En el caso de la leche su degradación es más que conocida. Lo del aceite es a base de refinar y mezclar. Y en cuanto a la cerveza es por la fabricación industrial, a gran escala, y con aditivos, conservantes y materias primas más baratas que la cebada….

Se echaba en falta en Cádiz un local especializado que pusiera los valores cerveceros en su sitio, que ofreciera la cerveza en toda su larga y ancha extensión, procedentes de todo el mundo, donde no vas a comprar un paquete de botellines, sino a seleccionar una cerveza en particular, que vas a beber en el vaso adecuado y a la temperatura adecuada; en dónde vas a aprenderte de memoria una marca tal vez difícil de pronunciar, pero dónde también conocerás su historia, su nacionalidad y su estilo. El establecimiento es Gades Beer, regentado por el barcelonés Ricardo Reyes, que abrió en noviembre del año pasado, y que ha conseguido que su local sea suficientemente conocido en la ciudad.

Más de 200 marcas distintas y exclusivas de cerveza se ofrecen en Gades Beer, la mayoría artesanas, expuestas para la venta junto a sus correspondientes vasos, como la cerveza Ketall, elaborada artesanalmente en Los Barrios (Cádiz). También las estanterías muestras vinos del marco de Jerez y Chiclana (tintos, blancos y dulces). La céntrica localización de Gades Beer lo convierten en un aliciente para el centro histórico de Cádiz.

Hay que subrayar el fenómeno de la aparición de nuevas cervezas artesanales en provincias españolas como Granada, Barcelona, Valencia, Toledo o Jaen (Alcalá La Real). Yo para empezar, probé en la tienda una cerveza cordobesa, de nombre Son, que lleva dos meses en el mercado.

Luego vendrá la degustación, pausadamente, con la atención que se merece un producto único, viejo, universal, compatible con nuestros buenos vinos, pero natural y de excelentes propiedades para la salud. Descubrir y saborear la cerveza es participar de la alegre sociabilidad de otros hombres que ya lo han hecho y han basado en ella su convivencia: de Japón, USA, Australia, Alemania, Bélgica…..

Gran afición cervecera la mía, que me ha llevado a buscar hasta encontrar mi cerveza, mi favorita, la de bouquet definido, mejor temperatura, justa espuma, idóneo gas y de grato recuerdo o resumen final. Gran responsabilidad la de una cerveza, que crea expectativas en el bebedor y que si no las cumple, puede ser imputada por falsedad de sensaciones y ser relegada al olvido.

Tras hacer mi compra, no quise dejar la tienda sin adquirir un recetario “Cerveza. 30 recetas sabrosas dulces y saladas”, libro con formato de jarra cervecera. Estoy deseando hacer alguna de ellas. Ya os contaré.

Mucha suerte, Ricardo, en tu proyecto.

Cata de cerveza y sushi en Gadesbeer: