Sé muy poco sobre ella, la quiero fría y equilibrada de espuma. Pero la adoro. Le atribuyo poderes mágicos, curativos contra la tristeza, la ansiedad o el dolor de cabeza. Razón de más para asistir a una cata cuyo objetivo es el complejo maridaje de la cerveza con algo tan original como el sushi gaditanizado. Ricardo Reyes por parte de Gadesbeer, y Mauricio Navascués creador de Gadisushi, organizaron una cata novedosa que nos hizo disfrutar, y a la que asistieron cantautores, blogueros, profesores de cocina, es decir, gente del peligroso mundo gastronómico….todo ello en el local de Gadesbeer, en la calle José del Toro, en Cádiz, el jueves 31 de mayo.

Fueron cinco marcas artesanas de cervezas –una española-, que hicieron las delicias de los asistentes. Los ingredientes de la bebida más popular de España siguen siendo agua, levadura, lúpulo y malta. El lúpulo, criado en espalderas, fermenta para hacer cerveza, dándole amargor y siendo su conservante natural.En cuanto al menú japonés, se ofrecieron cuatro sushis, dos makis y dos Gyozas espectaculares. No tengo secretos con ustedes, ahorita mismo les cuento.

Nos recibió la cerveza japonesa Asahi, tipo Pilsen, de baja fermentación, existente desde 1889, de 4º-5º, refrescante, nada amargosa, estándar. Con ella empezamos a hablar. Me supo a limón.

La PRIMERA RONDA estuvo protagonizada por cerveza tipo KÖLSCH, de baja fermentación, transparente, como la variedad Laguer. Es la típica cerveza rubia alemana, procedente de Colonia, pero con características de alta fermentación. La espuma no era abundante…con esta cerveza vinieron tres sushis, a degustar de un bocado único cada uno: Maki de salmón noruego, de atún fresco (big eye), y de caballa caletera gaditana. Los matices del sushi-fusión, te atrapan rápida e intensamente, mejor con los ojos cerrados. Preparar sushi requiere técnica, y los buenos ingredientes le añaden dignidad.

Pasamos a la SEGUNDA RONDA con una cerveza Weihenstephaner, (desde 1040), hecha de trigo con más de 50% de cereal, con banco de levaduras para su conservación en el tiempo. De origen bávaro, se sirve en vaso de cristal estriado para la mejor liberación del carbónico, yéndose la levadura hacia abajo, residuo que no se sirve. Fresca y dulce. Y con ella el cuarto maki, el Santoña, con queso, anchoa y pimiento, muy aromático, riquísimo. Y el 5º y 6º, de atún, queso, aguacate y sésamo negro; y de salmón, queso y cebolla frita, aunque según Mauricio, el levante seca y mata el sabor de la cebolla.

La cerveza PALM fue el objeto de la TERCERA RONDA, tipo Pilsen por aroma y consistencia, muy popular en Bélgica desde 1918. Su logo es el caballo percherón de Bravante. Con muchos sabores. En plato cuadrado se sirven el atún Big eye y atún rojo con salsa Ponzu, con naranjas del Tesorillo, limón, lima y ajetes. Exquisitos. El bocado del sushi es fulminante, pero de recuerdo imborrable.

CUARTA RONDA: se sirve Anchor Steam Beer, una cerveza artesanal americana, desde 1960, de San Francisco (California); el dueño compró la fábrica con el movimiento artesano Kraft Beer, de las más potentes del mundo. Levadura de baja fermentación y por falta de tecnología, elaboran cervezas a mucha temperatura. Dos empanadillas al vapor (previamente a la plancha) llamadas Gyozas, chinas pero recriadas en Japón acompañan a esta cerveza más oscura y contundente. La Dim Sum (como raviolis rellenos, de gran variedad) y la HakKo, de mariscos. Ambas de fina textura y suaves sabores. Para repetir.

Y vamos por la QUINTA RONDA, con una cerveza negra, artesana, ligera y agradable, con olor a café, de la marca EL YUNQUE, fabricada en Los Barrios (Cádiz), bajo el nombre Kettal. Ver reportaje de Tubal

Mis conclusiones:

Cerveza y sushi se llevaron muy bien en esta cata, pues ninguno molestó al otro, al contrario, se reforzaron.

Mereció la pena esta breve exploración cervecera, después de llevar media vida tomando la misma marca.

Cada nueva cerveza limpia el sabor en boca de la anterior y prepara para nueva degustación.

Hay un resurgimiento de la cerveza artesana: Los Barrios, Valencia, País Vasco….

Como ocurre con otros alimentos, en la cerveza industrial, no ponen cebada, sino arroz y maíz, más baratos y eficientes. Es necesario leer las etiquetas, por posibles acelerantes. Las siglas IPA significan muy amargo.

Merece la pena profundizar en la cultura de la cerveza. En Gadesbeer podemos encontrar las mejores cervezas del mundo. Y sobre todo, saber qué cerveza bebemos.

El arroz de sushi tiene un dia de vida como máximo. Tras su cocción necesita de 2-3 horas para enfriar. (Ver utensilios).Conocer los ingredientes me animó a probar el sushi. Con ingredientes gaditanos parece que lo conocemos de toda la vida.

El disfrute acabó con aplausos explosivos a Ricardo y a Mauricio por el buen trabajo realizado. Ambos proyectos son excelentes. La cerveza seguirá siendo mi bebida favorita, un gran nutriente y mi remedio contra estreses y tristezas; y este sushi ha sido una oportunidad de disfrute y de valorar lo bien hecho.