Todo empezó con la receta de mis amigos de Tubal, pavo con habas, que tuve la irresistible tentación de copiar, cosa que confieso aquí abiertamente. Pero decidí adaptar y cambiar algunos ingredientes, como por ejemplo sustituir el pavo por el pollo que era lo que tenía en ese momento. El resto guarda cierto parecido con la realidad. En fín, lo hemos probado y nos ha encantado, porque estaba riquísimo a pesar de no ser el pollo de corral que suelo comprar, sino el que encontré entonces en la carnicería. Lo aconsejo.

Ingredientes para 3 personas: 600 g de pechuga de pollo, ¼ kg de habas frescas, 1 pimiento rojo, dos cebolletas frescas, sal, un chorreón de brandy, un chorreón de salsa de soja y aceite de oliva virgen extra.

Elaboración: trocear la pechuga, salpimentarla. En la cacerola con mínimo aceite ponerla a dorar un rato, y al poco le ponemos algo de brandy y dejamos unos diez minutos junto con el pimiento rojo troceado. Mientras en un perol, pochamos las cebolleta troceadas otros diez minutos y luego pasamos por la batidora.

En la cacerola del pollo, añadimos el sofrito pasado, las habas peladas, otro poquito de brandy y un chorreón de salsa de soja. Rectificamos de sal y dejamos treinta minutos a que esté en su punto a fuego medio bajo.

Lo recomiendo. La salsa también queda estupenda. Lo único es que ya queda poca temporada de habas.

Gracias Tubal por tu buen oficio.