El pasado viernes la delegación sevillana de Seguros AXA organizó una interesante conferencia a cargo del doctor Francisco Carreño Galvez, experto en Nutrición Celular y Terapia Ortomolecular, y profesor en la Universidad Pablo de Olavide. El título de la ponencia: “Comer bien para vivir mejor”. El acto se encuadra en un ciclo de conferencias divulgativas para la prevención de la salud y el bienestar destinado a los asegurados de AXA y al público en general.

Según el doctor Carreño el envejecimiento de la población trae como consecuencia enfermedades crónicas como cáncer, diabetes, respiratorias, cardiovasculares, dermatológicas, etc., pero la obesidad es origen de esas enfermedades y caldo de cultivo de innumerables problemas y complicaciones. La OMS advierte de que en España el 91% de los fallecimientos se deben a enfermedades crónicas ya existentes, siendo evitables el 40% de las muertes debidas a cánceres, con dieta, ejercicio y ausencia de tabaco. Un adolescente obeso es un adulto obeso, si bien hay un componente genético. Actualmente en España uno de cada tres menores es obeso, un gran problema para padres, colegios y entorno, por el llamado síndrome metabólico, que puede ser mortal. ESTAMOS SOBREALIMENTADOS Y MALNUTRIDOS.

¿Qué comemos? Mitos y realidades.

Proteinas: en el caso de la carne, contiene grasa tóxica, resto de toxinas, medicamentos, disolventes, aditivos, hormonas, es inflamatorio y provoca flora putrefactiva. Hecha a la brasa es nociva por el efecto de la combustión. En cuanto al cerdo, sobre todo el ecológico, su páncreas es terapeútico contra el cáncer, pero en general, se relaciona el cerdo con cáncer de colon (como en la provincia de Burgos). La carne roja consumida cinco veces a la semana conlleva cuatro veces más riesgo de cáncer de colon que los que la toman una vez al mes. En el caso de la mujer, digerir la carne tiene un efecto corrosivo, con cinco veces más riesgo que si no la consumiera.

En cuanto a la leche, se ponen en duda sus propiedades, pues sobrecarga el organismo (hígado, riñón) y causa problemas circulatorios, respiratorios, alergias, diabetes, etc.,  con proteínas más cancerígenas (caseína). Curiosamente los países con mayor consumo de leche –norte de Europa- son los de mayor porcentaje de osteoporosis en su población. La lactosa es una enzima que va a desaparecer (ácido araquidónico, descalcificación). Sí es bueno AÑADIR SÉSAMO a la leche.

El azúcar, es causante por ejemplo de la diabetes, padecida por 300 millones de personas, con un 5% de muertes en el mundo. Niveles altos de azúcar tras la comida, ocasiona Diabetes tipo 2. El consumo de azúcar reduce las defensas, alimenta las células cancerígenas, libera adrenalina, acumula grasas, provoca nerviosismo y depresión. Actualmente se ha desproporcionado el consumo de azúcar, bloqueando la acción de las vitaminas. La diabetes es una complicación de otras enfermedades. La sacarina, el aspartamo, el acesulfamo, etc., son exitotoxinas, con daño cerebral a largo plazo.

La pirámide tradicional de la alimentación sitúa los dulces en la cúspide, seguida de lácteos, las carnes, siguen las verduras y las frutas, y con los carbohidratos abajo del todo. Hoy ésta se ha modificado, con los hidratos arriba, seguida de lácteos o complemento junto a vinos tintos, y bajando están los frutos secos, aves, pescados y mariscos con los cereales integrales, aceite de oliva virgen extra y vegetales y frutas en la base de la pirámide, unida al ejercicio físico.

En la alimentación hay que distinguir carencia y subcarencia. En la primera, la falta de nutrientes genera enfermedad y en la segunda no genera enfermedad hoy pero sí futura. Una dosis mínima de nutrientes necesaria evita la carencia, pero una dosis óptima busca la máxima expresión del potencial de salud, sin prescindir de la medicina convencional. Hay terapias complementarias, no alternativas. SOMOS LO QUE ASIMILAMOS, no lo que comemos.

Muchas propiedades de los alimentos se pierden en el procesado. Lo ecológico no tiene más vitamina, pero si menos en añadidos, por el riesgo de los fertilizantes. Hoy nuestra alimentación no puede satisfacer las necesidades, son precisos los suplementos para la salud óptima, no es opción sino necesidad.

Productos como quinoa, arroz integral, trigo sarraceno, avena, soja, etc. y también FRUTAS DEL BOSQUE, que son antiinflamatorias y anticancerígenas, previenen el párkinson y son eficaces contra la hipertensión porque tienen cinc, nuestro agente protector.

Los omega-3, EPA y DHA, tienen efectos antiinflamatorios, con mejora a la sensibilidad a la insulina, la fibrosis quística, los problemas neurodegenerativos, el contenido graso hepático,  el riesgo cardiovascular y en ovarios policísticos, con beneficios metabólicos; pero solo comiendo pescado NO SE CONSIGUEN LOS MISMOS EFECTOS.

Las ALGAS Y LA CANELA sirven para prevenir y tratar la diabetes. La cúrcuma, como colorante, ataca enfermedades de Chron, junto con la pimienta negra, utilizándose en la UVI para la cirrosis, diabetes y el alzheimer; el trigo sarraceno es un anticancerígeno. En cuanto a las algas, el fucoidan es un elemento que ayuda a la pérdida de peso y elimina células cancerosas entre otras funciones beneficiosas.

Y AQUÍ ESTÁN LOS LLAMADOS SIETE ALIMENTOS MAGNÍFICOS:

Brócoli, ajo, jengibre, endibia, alcachofa, nueces (almendra y anacardos) y rábano.

LA PACIENCIA ES UN ÁRBOL DE RAÍCES AMARGAS PERO DE FRUTOS MUY DULCES: es necesaria la mejora constante en nuestros hábitos a través de pequeños pasos.

Más información en el blog del conferenciante, Paco Carreño.