Patatas con guisantes

El calor ha llegado sin avisar dos días después de haber llevado la manta a la lavandería (vaya rollo tener las mantas por medio). Hemos subido la temperatura del frigorífico. En el congelador aún tenía guisantes frescos, que dentro de poco no encontraré en el mercado. Por eso preparé un plato muy parecido al que hacía mi madre hace cuarenta años: patatas con guisantes, que por cierto estaban riquísimas. Salieron cuatro platos.

Ingredientes: 1 patata pequeña por persona, 50 g de jamón ibérico (opcional), medio kilo de guisantes frescos, una cebolla grande, 3 ajitos, un vaso de vino blanco, dos pimientos verdes cuerno de cabra, y sal.

Pelar los guisantes. Sofreir los ajos, la cebolla y los pimientos, pochar y pasar por la batidora. A este sofrito añadir el jamón y saltear un poco, luego las patatas troceadas a tacos y dejar todo unos quince minutos, y a continuación, el vino y los guisantes, y dejar todo otra media hora. Es muy importante que las patatas sean de calidad, pues son las que absorben todo el sabor.

En esta receta es obligatorio mojar el pan.