Fue en la II Ruta de Fernando Quiñones, el gran escritor fallecido hace 13 años, celebrada en Cádiz el 31 de marzo pasado. En una de las paradas, en el Casino gaditano, se leyó este breve poema del homenajeado, que exhorta a amar y valorar nuestro alimento, el que nos da vida, mantiene nuestra salud y nuestra dignidad. Un solo poema vale más que mil posts.

Para un libro de cocina de Abu-L-Chafar de Málaga

No entristezcas al pan con ese mero gesto de uso

Con que lo tomas y lo cortas

No mires al cuchillo más que a él                 

Al pescado no lo abras sin amarlo primero

Háblale alguna vez

Al fuego y a la col

Interpreta las risas del aceite

Dedícale una lágrima al azúcar dormida

(De Las Crónicas de Al-Andalus)

 23 de Abril, Dia del Libro.