Del 17 al 20 de abril ha tenido lugar en el Instituto de Enseñanza Heliópolis, junto al Campo del Betis, en Sevilla, la XI Semana Gastronómica de la Tapa, organizada por el departamento de Hostelería y Turismo del centro. El jueves, último dia del evento, asistimos por primera vez a esta cita, con la lógica curiosidad. El centro que abrió sus puertas a las 13,30 horas, llenó desde el principio su Aula-Taller-Comedor, así como el patio exterior y la barra del bar. Y como música de fondo, y para ir haciendo boca, sonaba la música por sevillanas.

Durante tres días, los alumnos de grado superior de Dirección en Cocina y Dirección de Servicios de Restauración, de grado medio de Servicios de Restauración y de grado medio de Cocina y Gastronomía han atendido a un público ávido de degustaciones. Una magnífica selección de tapas de alta cocina, al precio de 1,50 euros, a razón de 18 tapas distintas en cada una de las tres jornadas. Todo ello con una eficaz organización y atención, con venta de tickets en mesa aparte y con un tiempo de espera razonable, teniendo en cuenta la gran afluencia de asistentes, que no decayó en ningún momento. Este año, se ha ofrecido una muestra de tapas elaboradas con queso Gorgonzola.

Fueron ocho tapas las que escogimos, elección difícil ante la exposición de todas ellas, de la 1 a la 18, a cual más atractiva, destacando los tomatitos cherry rellenos de perdiz, la alboronía de calabaza con huevos de codorniz y cidra (magnífica), la cazuelita de fideuá con rape y las croquetas de risotto de gorgonzola con espuma de rebujito. Los platos de ibérico y carrillada se terminaron al poco tiempo (por algo sería). En resumen, una cita gastronómica de calidad, a la que merece la pena acudir en grupos de cuatro como mínimo, para probar un poco de todo. Además, se vendieron surtidos de vinos, quesos y chacinas, así como bouquets de postres (excelentes), como tarta de San Marcos, bavaroise de fresas, piononos, mousse de queso con mermelada, lionesas rellenas con crema pastelera y torrijas de gorgonzola dulce y picante, emborrachadas con moscatel de naranja y confitura de tomate.

Algunos de los alumnos de hostelería de este Instituto mantienen blogs con sus propias recetas.

Está claro que el restaurante del Instituto Heliópolis cuenta con una clientela fija entre empleados de oficinas y vecinos de la zona, que acuden asiduamente a almorzar, y que conoce bien la calidad de su oferta. El precio de menú es de 16 euros, de los que 1 euro se destina a varios proyectos educativos para niños en países en desarrollo. La cantera de nuestra cocina y restauración está suficientemente preparada.