Es muy saludable el arroz con verduras de primer plato. En este caso el arroz se acompaña de un buen tomate frito casero, según receta ya publicada en Comeencasa. Mi madre nos lo ponía muy a menudo y recuerdo que cuanto más ácido era el tomate más nos gustaba. El único inconveniente es que hay que hacerlo y servirlo inmediatamente, cosa que no siempre podemos permitirnos por las prisas. Pero el arroz con tomate es un plato de lo más agradecido. Yo lo preparé en casa la semana pasada y causó sensación. Es además una receta muy sencilla, barata y saludable. La hierbabuena le da el punto aromático y la sal es también muy importante. Pero por favor, frían el tomate en casa, con buen aceite, merece la pena. Gusto, vista y olfato disfrutarán aunque tengan que trabajar un poco más.

Ingredientes para 3 personas: ¾ de vaso (de agua) de arroz bomba (190 g aproximadamente), 500 g de salsa de tomate casera (hecha en casa, vamos), dos o tres matas de hierbabuena, dos vasos de agua  y algo más y sal.

Vertemos el tomate en una cacerola, añadimos el arroz y rehogamos un poco. Empezamos a calentar lentamente y cuando empiece a cocer le vamos añadiendo el agua poco a poco, cuando lo vaya pidiendo, la hierbabuena y algo de sal. Remover casi sin parar durante veinte minutos, para que el arroz no se quede duro. Debe quedar caldosito.

Está buenísimo. La prueba es que en casa mojaron pan.