El pasado Jueves, en el Centro Cultural Reina Sofía de Cádiz, tuvo lugar la presentación de la Asociación de Amigos del Monasterio de Santa María, creada para poner de nuevo en valor este inmueble del barrio gaditano de Santa María, consiguiendo el regreso de las religiosas que lo habitaban, y que viven fuera de él hace seis años. Para ello, han presentado ante el Ayuntamiento de Cádiz la primera fase del proyecto de rehabilitación integral del histórico edificio. Necesitarán también la ayuda de administraciones y particulares, pues el monasterio se encuentra en un estado lamentable con fuerte deterioro y abandono del edificio.

La Asociación, estuvo representada en el acto por Antonio Jiménez, (su presidente), Antonio Ramos (historiador), y los arquitectos Fernando Ríos y Alfonso Montes. Actuó de presentadora la periodista Carmen Paul. Actualmente la Asociación está legalmente registrada y cuenta con una Junta Directiva compuesta de once miembros, entre los que hay historiadores, arquitectos, aparejadores y constructores. La entidad –iniciativa privada- ha impulsado y realizado obras de seguridad con carácter altruista en el Monasterio. Su comunicación la desarrolla a través del blog                                             .

El Monasterio de Santa María se funda en Cádiz en 1527 (entonces con 671 vecinos censados), a petición de gente influyente, para doncellas con donaciones privadas, estableciéndose en él las Concepcionistas Descalzas, fundada por Santa Beatriz de Silva, que fue dama de la reina Isabel de Portugal, relacionada con Isabel I de Castilla. Fue el primer convento instaurado en la urbe atlántica tras la reconquista, y el lugar que ocupó se llamaba El Monte de Santa María, con ermita, que era un arrabal. En el Monasterio regía vida privada o particular, viviendo las monjas en sus celdas, sin compartir ingresos. Más tarde llegan a Cádiz otras órdenes religiosas: Compañía de Jesús (1564), Franciscanos (1566), Agustinos (1577). Cádiz en 1799 cuenta con 7.500 almas. En 1796 el Convento de Santa María tiene vida en común de las religiosas, con regla de clausura.

Diversos trágicos acontecimientos de la historia, han hecho que las monjas hayan tenido que abandonar el monasterio varias veces: en 1596 Cádiz por el ataque de los angloholandeses; en 1702 por diversos ataques; en 1805 por la epidemia de fiebre amarilla, y en 1936, cuando durante la guerra civil se arrasa el monasterio. No obstante, el pueblo –con sus limosnas- siempre posibilitó la vuelta de las monjas al Monasterio. Desde 2006 el convento se encuentra en un estado inhabitable.

En el Monasterio de Santa María vivió la poetisa María Gertrudis Hore Ley (la Hija del Sol), nacida en 1742 de padre comerciante irlandés, muy culta, que ingresa en él en 1778, aún casada. Ella relató la visita en 1796 del rey Carlos IV a Cádiz. Las monjas veían desde sus ventanales la vida de la ciudad.

El Convento de Santa María es patrimonio y orgullo de los gaditanos. Ahora se pretende su rehabilitación integral para conseguir el retorno de las monjas, lo que supondría la dinamización del barrio del mismo nombre.

La Asociación ha dividido el Monasterio en varias zonas, para estructurar el Plan Director de la gran obra de rehabilitación: claustro, patrio del olivo, estancias de la calle Mirador, estancias de Teniente Andújar, iglesia y Claustro Menor o Casa del Capellán.  La Fase I del proyecto engloba la consolidación y estabilización del conjunto y las fachadas, para detener su deterioro. La Fase II pretende una estabilización del edificio, y rehabilitar el Claustro Menor, para dedicarlo al alojamiento de las religiosas primeramente, y luego convertirlo en hospedería, ayudando así a su financiación. La Fase III supone la rehabilitación del claustro principal y el patio del olivo, para abrir la entrada original del monasterio. La fase IV busca destinar la zona que da a la calle Mirador a zona de recreo abierta a visitas, acogiendo posiblemente un museo. La Fase V rehabilitaría los espacios con menor valor histórico.

Esta iniciativa ciudadana para la rehabilitación y puesta en valor del Convento de Santa María es un proyecto que pretende dinamizar cultural y económicamente el barrio. Enhorabuena a sus creadores, que además están recuperando buena parte de la historia de Cádiz.

Tú puedes colaborar con la Asociación, desde dos euros al mes. Pincha aquí