Ciudad trimilenaria, pasaron por ella los fenicios, tartessos, árabes… conociendo el esplendor con Guzmán el Bueno cuando el sitio de Tarifa y convirtiéndola en señorío. Los Duques de Medina Sidonia, cuyos dominios alcanzaban desde Canarias hasta Ayamonte, controlaban su pesquería, conservándose su archivo histórico privado como el más importante de Europa. Sanlúcar de Barrameda llegó a ser el principal puerto europeo (sin dependencia de Sevilla). Atraídos por el comercio floreciente, se establecieron allí ingleses, franceses, holandeses y genoveses, pero también artistas que realizaron trabajos para sus iglesias o para otras ciudades de la bahía de Cádiz. Fue una importante ciudad conventual, concentrándose en ella prácticamente todas las órdenes religiosas de la época (dominicos, jesuitas, capuchinos, carmelitas, etc.). Hoy la mayoría de estos conventos cuentan con obrador de repostería, con venta de clásicos dulces. El resultado es un casco histórico señorial, con restos incluso de la primitiva muralla medieval, situada bajo el palacio ducal.

De Sanlúcar de Barrameda parte el 80% de las expediciones al nuevo mundo durante el siglo XVII, así como el tercer viaje de Colón (1498).  Fernando de Magallanes embarca en Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519 para dar la vuelta al mundo, regresando su expedición el 6 de septiembre de 1522, con 18 marineros supervivientes y una sola de las cinco naos que llevaba, bajo el mando de Juan Sebastián Elcano, ya que Magallanes falleció durante el viaje. Esta efemérides quiere celebrarse el próximo 2019.

En el Siglo XVIII el rey anula el monopolio de la Casa de Contratación a favor de Cádiz, comenzando la decadencia comercial de Sanlúcar. Pero la ciudad vuelve a brillar por la influencia del valido del Rey Manuel Godoy, que entre 1804 y 1808 convierte a Sanlúcar en capital de la nación. La familia Montpensier, noble emparentada con el rey, construye a mediados del siglo XIX un palacio para su veraneo (el actual palacio de Orleans) con 10.000 metros, atrayendo a gran parte de la corte a Bajo de Guía.

Los vinos de Sanlúcar, (la manzanilla es el único vino con nombre femenino) pertenecen a cuatro denominaciones de origen –Jerez-Sherry, Vinagre de Jerez, Brandy, y Manzanilla de Sanlúcar-, siendo su mayor seña de identidad, junto a eventos como las tradicionales e históricas carreras de caballos por la playa, así como su gastronomía en general.

Desde el 27 de enero al 31 de marzo, se celebrará la ruta gastronómica Sanlúcar Para Comérsela, en la que participan una decena de establecimientos sanluqueños, que ofrecerán menús a 18 euros por persona, incluyendo media botella de manzanilla.

Lo damos todo es el lema turístico elegido por esta ciudad que enamora a todo el que la visita.

Nuestro agradecimiento por la acogida que nos dispensó el delegado de Turismo de Sanlúcar, Antonio Reyes. Con él hemos descubierto la historia y belleza de esta ciudad.

 www.turismosanlucar.com