No esperaba tanto. Pensaba que solo tenía que preparar una receta básica, casera y antigua. Pero de ahí a contar cosas y a que me entrevistaran había un trecho. El pasado lunes por la mañana tuve la suerte de colaborar con el proyecto recién presentado bajo el título “Sabores de toda la vida”, en la Escuela de Hostelería de Sevilla, junto al aceite de DO de Baena y los espárragos trigueros con certificación de Huétor-Tajar. La experiencia fue de lo más interesante junto a los profesionales de la hostelería sevillana, representantes de los mejores productos andaluces y medios de comunicación; la iniciativa era buena en todos los sentidos y la oportunidad de decir lo que pienso de la olvidada cocina familiar, lo mejor.

Aquí van los dos cortes: en Canal Sur el lunes 10 y en la Primera (Territoriales) el martes 11.