El aula de formación número 8 –Taberna El Fillo- tiene su sede social en el “Campus” de Puerto Real en la calle Nueva nº 35, localidad en la que ya hemos hecho algunos pinitos gastronómicos. Aparcando junto al Ayuntamiento no fue difícil encontrar esta taberna con pinta de taberna, con fotos de artistas flamencos en las paredes y que practica el autoservicio para sus clientes. El Fillo fue un famoso cantaor flamenco de Puerto Real del siglo XIX.

Pensamos que esta tortilla vendría a ritmo de bulerías. Pero de repente, en la noche del sábado estábamos en medio de una calle peatonal, junto a otros bares de pescao frito, mojitos al aire libre, carritos de bebés y una mega pantalla con el partido Real Madrid-Rayo Vallecano. Por ello, la lección estaba relacionada con la liga de fútbol y nadie nos lo había advertido. Entre tapa y tapa, un penalti, un fuera de juego y una ración de goles. Nuevas emociones para la tortillología ¿por qué?

José Antonio Rosado –dueño del establecimiento- no mostró ninguna sorpresa tras confesarle que éramos tortillandos en formación. ¡y nosotros que íbamos de “Erasmus”! Y es que no éramos los primeros en pasar por allí pidiendo tortilla. Pues nada, primero las cervezas, como siempre….y ¡vaya tortilla original la de El Fillo!. Necesité una cuidadosa disección para identificar y cuantificar sus ingredientes, todos ricos, finos y jugosos. La tortilla llevaba berenjena y lonchas de queso y jamón york, y parecía estar toda ella horneada, de ahí su textura. Una tortilla inolvidable.

Muy buenos los boquerones rellenos, la zanahoria aliñada (estupenda), así como los montaditos. Uno de ellos, el de anchoas con leche condensada, me gustó. Y el pan es de lo mejor, un pedazo de telera auténtica de nuestra provincia, cortada por Natalia.

Una taberna que nace, vive y se desarrolla con estilo propio en Puerto Real, que ofrece fútbol en temporada; que a partir de esta próxima semana, continúa con las actuaciones flamencas, y que desde hace dos décadas ofrece una tortilla buenísima.

Gracias a la tortillología, la noche se nos está haciendo más interesante. La aventura no ha hecho más que empezar en esta dura carrera universitaria diseñada por el Monforte. Habrá que estar preparados para todo. Otro sello más para la cartilla, y aún no se ha manchado de pringue….¡qué raro!.