Ya mi cuñada –gran cocinera- me advirtió que esta receta era una pasada. Así que cuando encontré un lomo de atún de calidad y de grosor adecuado, pues allá que fui. En estas fechas es realmente difícil encontrar atún fresco de almadraba, pero es que lo tenía congelado hará cosa de tres semanas. Total, que hice el atún mechado en casa y triunfé, vamos que por poco me quedo sin probarlo, tal era la voracidad de mi hijo. La receta está inspirada en una del libro “La Cocina de Huelva”, de Bernardo Romero, que está super bien, sobre todo para lo relacionado con la cocina de pescados.

Ingredientes para tres-cuatro personas:

Un lomo de atún de almadraba (a ser posible) de 600 g, una cebolleta, un ajito, un huevo duro, dos o tres rodajas de buen chorizo ibérico, sal, especias de algas (o perejil) y un vasito de vino fino.

Elaboración: mezclar el ajo, la cebolleta, el chorizo, el huevo duro y las especias de algas, todo ello limpio y troceado muy pequeño. Ir introduciendo este picadillo en el interior del atún, a través de varios agujeritos que haremos con el dedo fácilmente o con un palillo.

Y de ahí al horno, con el vasito de vino por encima, 180º, 45 minutos.

Es realmente una pasada. Porque los sabores que hemos introducido en el atún empiezan a expresarse después.