Según “El habla de Cádiz”, diccionario de Pedro M. Payán, Casapuerta significa “Puerta de la calle, zaguán”. Y según el Vocabulario Andaluz de Alcalá Venceslada, es voz de la provincia de Cádiz. El Diccionario de la Real Academia  de la lengua española solo dice que es palabra compuesta de casa y puerta, con el significado de zaguán o portal. Y Zamora Vicente nos informa de que es un término usado por Cervantes y ya considerado andalucismo por los académicos del siglo XVIII. Y hechas las presentaciones semánticas lingüísticas, vengo a contar que un grupo de lectores usuarios de la Biblioteca Pública Provincial de Cádiz, se concentran cada viernes ante las puertas cerradas de este edificio, con una silla y un libro, bajo el lema Biblioteca de Casapuerta. Protestan así por el recorte de gastos de la administración autonómica que ha obligado a cerrar la Biblioteca por las tardes durante los meses de verano, que son tres (90 días). Las concentraciones seguirán todos los viernes de verano a las 19 horas en la puerta de la Biblioteca Pública Provincial, junto a la fuente de Las Tortugas….

La Junta de Andalucía recibe por R.D. de 24 de abril de 1981 las competencias, funciones y servicios en materia de cultura. Y por Orden de 24 de septiembre de 2001, se regula el acceso, servicios y préstamo de las biblioteca dela Red de Lectura Pública de Andalucía. En el apartado 3 de la Orden, relativo a los horarios se dice:

  1. …… Las Bibliotecas Públicas del Estado-Bibliotecas Provinciales estarán abiertas al público durante 65 horas semanales, distribuidas en seis días por semana, con un horario de 9,00 a 21,00 horas de lunes a viernes y de 9,00 a 14,00 horas los sábados.
  2. Durante el período estival; Navidad, Semana Santa y períodos de fiestas locales las bibliotecas adoptarán horarios especiales.

El periodo estival se extiende a lo largo de tres meses, en los que por primera vez desde su apertura, han cerrado por las tardes. Mal servicio van a dar desde junio a septiembre las bibliotecas públicas, con lo que cunde la lectura en verano.

A modo de lugar precario, sede okupa o espacio casual dónde leer libros, el grupo de Biblioteca de Casapuerta, además de reivindicar el valor de la lectura, protesta por el recorte de horas de servicio gratuito y necesario que nuestra sociedad –cada vez menos lectora- recibía de la red pública de Bibliotecas: préstamos de libros, acceso gratuito a internet, servicio de hemeroteca, actividades infantiles, actos culturales, etc., por no hablar del valioso espacio para la preparación de exámenes a los estudiantes o el apoyo a investigadores. Con el cierre en las tardes de verano de la Biblioteca, quien trabaje por las mañanas no podrá disfrutar de sus prestaciones hasta el mes de octubre. Por eso protestan a través de Biblioteca de Casapuerta. Me enorgullece esta indignación cultural. La lectura es el segundo mejor alimento. No al cierre de bibliotecas en verano.

Presentación de Biblioteca de casapuerta