Yolanda y Manolo nos han traído esta caja de Mantecadas de Astorga. Las hemos probado para merendar. Son exquisitas. En la caja –de 12 unidades- se dice: “en la muy noble, leal, benemérita y bimilenaria ciudad de Astorga (Astúrica Augusta) de profunda raíces romanas, con recinto amurallado romano y medieval, con numerosos monumentos como la Catedral de estilo gótico, el Ayuntamiento del siglo XVII, y el Palacio Arzobispal construido por Antonio Gaudí…, cruce de caminos del Camino de Santiago y Vía de la Plata; dieron lugar a las exquisitas Mantecadas de Astorga”. Cada buen producto como éste, que data de 1916, es un embajador de la tierra que representa.

Mi hijo acaba de regresar de un corto viaje por Alemania, en el que ha visitado  Berlín y Dresde. En el barrio turco de la capital alemana, tiene lugar los martes y sábados, entre las 12 y las 20 horas, un Kottim Market, -mercadillo- instalado en la Cottbusser Platz, junto al río Spree. Allí encontró una amplia oferta en ropa artesanal, sombreros, mercería, decoración y productos de alimentación (quesos, especias, carne, pescado….). Según me cuenta, al final de este mercadillo había una terracita con música en directo, cantantes y mimos.

Mi turista encontró igualmente tiendas gourmets de conservas y vinos. Y con idea de cenar en casa, compraron en el mercadillo: lechuga a 1 euro, tomates sherry a 1 euro también, queso roquefort, queso feta, pasta fresca rellena de carne, pan de pita y vino tinto a 4 euros la botella. El importe total de la compra no llegó a 15 euros.  Me cuenta que todo estaba riquísimo. Por cierto, los tomates en rama de la foto –con muy buena pinta- creo ver que están a 0,99 euros, muy bien de precio. Prefiero no pensar en el plato típico de Berlín: currywurst, que consiste en salchichas con kétchup, curry y patatas fritas. Las cervezas son de medio litro para arriba.

Como podéis comprobar, los corresponsales de Comeencasa hacen muy bien su trabajo. Tanto en Astorga como en Berlín la gastronomía está siempre presente.