Se llama Tunnus Fernández, es de Barbate (Cádiz),  y pertenece a una conocida y antigua familia de atunes rojos, que lleva siglos entrando y saliendo del Mediterráneo, con el único fin de desovar en aguas más tibias, aun a sabiendas de que al cruzar el estrecho de Gibraltar miles de barcos les esperan para capturarlos en una instalación de redes llamada almadraba. Pero sabe que su carne es muy apreciada, que los Chefs le adoran. Y ayer se indignó muchísimo escuchando en el Telediario las declaraciones de autoridades sanitarias desaconsejando su consumo entre los niños menores de 3 años y las mujeres embarazadas. Como tertuliano de Comeencasa, ha acudido a la sede del blog para dejar claras algunas cosas, dados su color azul y su sangre fría…

Lo han señalado a Vd. como un alimento peligroso por llevar mercurio en su interior….

Hombre, lo que es evidente no puede negarse. Pero también es verdad que yo no produzco ese metal, que me lo trago inevitablemente en mis largas singladuras por los siete mares, cada vez más contaminados… mi vida dura 15 años y en ellos como, bebo, engordo, viajo, me enamoro y vivo siempre en el agua: los metales pesados –no solo el mercurio, también el plomo, el cadmio, el níquel y el zinc- están presentes en muchos productos que acompañan al hombre. A ver si ahora voy a tener yo la culpa de todo….y además, no sé a cuento de qué vienen esas declaraciones, cuando ya mi trabajo de esta temporada casi ha terminado. Actividades industriales como la minería –con vertidos de carbón a ríos y mares- contaminan las aguas, vamos que yo soy una víctima más del sistema, o sea que soy antisistema…. (¡qué bien me ha salío!)

Pero es que desaconsejan el atún a los menores de 3 años y a las mujeres embarazadas…

Pues me parece muy bien. Siempre he escuchado que los niños pequeños no deben consumir atún y pez espada por el mucho mercurio que contienen, la cosa no viene de ahora….y claro, si mi cuerpo puede llegar a pesar 450 kg., como comprenderá, el porcentaje de mercurio puede ser importante. Pero estos niños tampoco deberían tomar bollería industrial o chucherías, y de eso nadie se ocupa….hay otros parientes míos –túnidos también pero de menor tamaño-  que precisamente por eso no están contaminados y son igual de saludables que yo. Pregunte en la tienda Gadira, en Cádiz, nuestra mejor boutique atunera.

No olvidemos que los insecticidas contienen metales pesados, algunos medicamentos, y hasta el mismo agua potable…y para colmo, la amalgama usada en los empastes también contiene un 50% de mercurio. Menos mal que yo nunca voy al dentista….

¿Y qué hacemos los adultos, los que adoramos el atún?

La solución es muy sencilla y antigua. Se trata de comer con moderación, un poco de todo. Además, la verdura siempre me debe acompañar, para filtrar todo mi potencial proteínico. Lo último es dejar de consumir atún, porque ofrezco grandes ventajas para la salud que no debe uno perderse. la OMS aconseja no comer más de 150 g de atún a la semana….es decir, no más de un filetito.

¿Piensa pedir alguna indemnización por estas declaraciones?

Nada de eso, yo seguiré mi ruta de siempre sin tener en cuenta estas pamplinas. Continúo siendo el “pata negra del mar”. Llevo en mi carne grandes cantidades de ácidos grasos omega-3, excelentes para el corazón y para las articulaciones. Además, estos ácidos previenen la trombosis y la arteriosclerosis y mejoran las funciones cerebrales de los adultos; incluso reducen la presión sanguínea. Tengo muchísimo alimento; muchas proteínas, siendo bajo en grasas y calorías. Llevo calcio, vitaminas A, B y D, y soy muy digestivo. Soy un alimento “estrella”, de mí se aprovecha todo.

¿Quiere añadir algo más?

Pues que yo también estoy cabreado (es que la palabra «indignado» no se dice en Barbate). Por un lado, están los japoneses que se llevan las mejores piezas para su país y sin controles; por otro lado, la limitación de capturas aquí en España, cuando en otros sitios hacen lo que les da la gana; luego están las ocasiones en que me maltratan, me adulteran, me añaden colorantes, me llaman fresco cuando soy refrigerado, y hasta me utilizan de coartada para sus «trapicheos» y ahora, estas declaraciones hechas sin venir a cuento…. Estoy harto de estar siempre en la picota; antes me pescaban, me saboreaban y punto. Ahora los hombres no paran de dar la lata; mucho politiqueo veo últimamente….menos mal que los buenos cocineros me tratan a cuerpo de rey. Si no fuera por ellos, ya me habría mudado de costa, porque me tienen frito, bueno quiero deecir mechado, digo machacado….

Opinión de Pepe Monforte en Adobados

Otras noticias relacionadas: http://www.directoalpaladar.com/salud/metales-pesados-en-el-atun-y-el-pez-espada-sanidad-desaconseja-su-consumo