Maria Ángeles Gallego, una de las componentes del grupo gastronómico El Almirez, recibió el pasado 30 de abril la medalla que le acredita como Cofrade de Honor de la Cofradía de Santa María de Ossonoba –de la Asociación de Gastrónomos del Algarve-. El nombramiento,  se incluye dentro de los actos de hermanamiento de las regiones de Algarve, Alentejo y Andalucía, tras la creación de esta euro región en mayo de 2010, y que tuvo su precedente en el pasado congreso de FECOAN celebrado durante el mes de marzo en San Fernando. 

Para ello, el grupo se desplazó a la localidad portuguesa de El Algarve en la que permaneció los días 29, 30 y 1 de mayo, dónde los componentes tuvieron la oportunidad de conocer algunos lugares de interés, como el museo de la sardina, localizado en la antigua nave de una fábrica de conservas, que ha obtenido diversos premios de la comunidad europea, así como conocer la rica gastronomía y repostería del Algarve.

El Grupo Gastronómico El Almirez, se constituyó en el año 1996. Está formado por doce mujeres gaditanas: Mayca Marrero, Encarna Lozano, Ángela Gallego, Mª Tere Domínguez, Mª Luisa de la Osa, Merche Tejuca, Pepi Relinque, Mª Paz Castell, Pepi Alonso, Loli Rueda, Chica Durán y Fátima Delgado. Su objetivo es la difusión de la cultura culinaria de la provincia, por lo que desarrolla diversas actividades divulgativas en medios de comunicación. También ha participado en múltiples ocasiones como jurado en los concursos celebrados en rutas gastronómicas de la provincia.

En el año 2000 El Almirez publicó su primer libro “Dulcería El Almirez”, que ya va por la cuarta edición, dado el gran éxito de ventas y críticas. El segundo volumen, “Lo mejor del Almirez”, es un libro de de recetas fáciles y al alcance de todos, con un lenguaje claro, unos ingredientes sencillos y unas medidas que todos pueden entender. Se trata de las recetas de cocina de diario, aportadas por las componentes del grupo, que elaboran habitualmente en sus hogares. En él van los conocimientos, prácticas y trucos de muchos años, además de recetas rescatadas del olvido o heredadas de otras generaciones y con un toque creativo.

Éste es uno de los libros que más me ayudaron en mis principios como cocinera, y que aún sigo utilizando muy a menudo. Lo recomiendo.