Me refiero al llamado pez San Pedro, que en Cádiz llamamos gallo. Es un pescado feísimo por fuera, pero que tiene unos filetes de carne blanca, firme, sabrosa y consistente. Realmente este gallo sacia mucho al comerlo. Lo encuentro en el mercado central de Cádiz, pero también a veces en el Hipercor de Huelva. Es algo caro.

Ingredientes para tres personas: unos 600-700 g. de filetes de gallo (Pez San Pedro), dos puerros, un calabacín pequeño, un tercio del envase de algas OGONORI, 100 ml de nata líquida, zumo de un limón, especias de algas (o perejil), sal y aceite de oliva virgen extra,.

En el perol con aceite sofreímos los dos puerros muy picaditos, a los cinco minutos añadimos el calabacín pelado y muy troceado y dejamos otros cinco minutos. Enseguida ponemos el OGONORI troceado y seguimos salteando. Cuando esté todo pochado, añadimos la nata líquida, removemos con un poco de sal y pasamos por la batidora el sofrito, convirtiéndose en salsa algo espesa (depende de la cantidad de nata que le pongamos).

A continuación, con el horno caliente, disponer en una fuente la salsa preparada y colocar encima los filetes de gallo. Hornear a 200 grados, 10 minutos, añadir el zumo de un limón, algo de sal y especias de algas. Dejar 5 minutos más. Y a la mesa.

Puede tomarse al día siguiente. La salsa es algo espesa pero está riquísima. La aconsejo. Yo nunca suelo mojar pan en la salsa, pero en esta ocasión, no me he podido resistir. La salsa tenía de todo y las algas la han enriquecido.