Ha sido una muerte repentina, mientras dormia. Juan Antonio Lamas logró “sacar” como autor 22 coros en otros tantos años, para el concurso del Teatro Falla en el Carnaval de Cádiz, aunque creo que nunca consiguió un primer premio, y no siempre pasó a la final. Cada febrero, yo elegía un coro, el que más me gustase. En el año 2002 mi coro fue el coro de Lamas “De barrio en barrio”, que me encantó.

Juan Antonio Lamas amaba la música, y no solamente del carnaval. Recuerdo haber escuchado su coro en el castillo de Santa Catalina, en mágicas noches de verano, interpretando habaneras, con la “transposición” en el estribillo –como él decía- al tanguillo gaditano: todo un placer para el oído. Por su afición a las habaneras, estuvo muy vinculado al festival de habaneras de Torrevieja, participando su coro como invitado, fuera de concurso. La última vez que lo ví actuar fue en un certamen de corales polifónicas con villancicos, celebrado en el Palacio de Congresos de Cádiz. Disfrutamos mucho.

Fue socio fundador y presidente de la Asociación de Coristas Gaditanos (Ascoga), presidente de la Asociación Aires de Cádiz e integrante del grupo Los Flamingos. Pero a mi me caía bien este señor gordito, con cara de buena persona, y al que se le veía disfrutar en las actuaciones con su coro, haciendo simpáticos comentarios entre tangos. Por eso quería dejar este pequeño recuerdo a un corista muy conocido del Carnaval gaditano. El coro es una especialidad que me encanta, que me parece la más gaditana y señorial. Y Juan Antonio Lamas fue un corista loco, que aunque llevaba muy mal el fallo del jurado, siempre volvía al concurso. Hoy el tango gaditano está de luto.

Descanse en paz.

Coro «De barrio en barrio», de Juan Antonio Lamas, año 2002.

(La foto es de Diario de Cádiz)

Otras noticias relacionadas:  Tangos de luto por la muerte de Lamas, El corista incansable.