Situado en la gaditana Avenida de Andalucía, dentro del Parque de Varela, el Lumen tiene la arquitectura propia de un quiosco de jardín público. No obstante, una vez en el interior se comprueba que pertenece a la primera división de la restauración. En esta ocasión estuvimos allí con el objetivo de degustar las tres maritatas que Lumen presenta a la Senda de las Maritatas “Sabores de las Cortes”.

Arroz con bacalao (3,00 euros), Solomillo en salmuera (2,50 euros) y Bombas de 1812 (2,50 euros) son las tres propuestas que incluye a nombre de Lumen la cartilla de la senda de las maritatas, cuadernillo que servirá de guía para los intrépidos tapeadores de esta singular ruta gastronómica inspirada en el Doce gaditano. En ella participan establecimientos de Cádiz, Chiclana, Puerto Real y San Fernando.

La primera maritata está magistralmente elaborada (buen bacalao y mejor resuelto en el arroz); la segunda, el solomillo de salmuera, sobre una base de trigo sarraceno está realmente exquisito, gracias además al aliño de aceite que lo cubre. No obstante, confieso que me conquistó la tercera: una muestra de las “bombas de 1812”: se trata de una hoja de col rellena de calamares muy picaditos junto con morcilla también picada,  todo ello con una salsa de ajos asados. El resultado es una tapa de sabor suave pero intenso y de aspecto muy atractivo. Y desde luego el nombre, de lo más afortunado.

Por otro lado, resaltar otros detalles del Lumen como por ejemplo, que el propio equipo de cocina elabora diariamente el pan, y que la carta de postres es muy interesante. Enhorabuena a Jesús Recio, Chef de Lumen por el gran trabajo realizado. Su obra -de alto nivel- es elegante e imaginativa.

La Senda de las Maritatas “Sabores de las Cortes” (este año en su tercera edición) es una iniciativa de la oficina del Bicentenario (1810-1812) y Eventos de la Diputación de Cádiz, para difundir y convertir en atractivo turístico la rica cocina que se realizaba en el Cádiz que aprobó la Constitución de 1812.