Los jóvenes hermanos Fran y Ernesto Fedriani decidieron abrir, hace cosa de un mes, un bar en Sevilla, en Ronda de Triana, 31. El local posee barra y capacidad para cinco o seis mesas, además de la terraza exterior para fumadores.  El día de la inauguración, se nos hizo una encuesta entre los invitados para elegir un nombre para el establecimiento. Se proponían títulos tan originales como Abracadabra, Barlovento, Fábula, Leyendas, Freres, El Alfarero, Chamusquina y Fedriani. Y aunque éste último fue el nombre más votado, los dueños se decidieron por el segundo en las papeletas: La Fábula. Al fin y al cabo, el sitio tiene origen, vocación e ilusión de juventud y de magia.

El Bar La Fábula abrirá todo el día para atender desayunos, tapeos del mediodía, así como raciones y tapas para cenar. Tiene entre sus especialidades una riquísima carrillada decerdo, la tosta de anchoas y la ensaladilla, entre diversas propuestas de la carta. El pan utilizado en las tostas es Sartoria, un producto diferenciado de los panes comunes.

Y aunque su apellido no figuró en el rótulo del local, sí ha quedado en uno de sus platos: la Ensalada Fedriani. La hemos probado y está riquísima. Éstos son sus ingredientes: queso de cabra, tomates sherry, nueces, lechuga, cebolleta, aceite y una vinagreta propia de la casa hecha entre otros con miel de caña. El resultado es excelente.

El proyecto de los hermanos Fedriani pertenece a la joven generación emprendedora y formada que quiere y está luchando por encontrar trabajo y futuro . Dedicarse a la hostelería es duro, son muchas horas a la semana, y nunca puede bajarse la guardia de la calidad y el servicio al cliente, único modo de mantener lleno el local. Por eso desde aquí queremos desearles mucha suerte. Fran es muy buen cocinero y seguro que nos dará muchas sorpresas.