Ingredientes: 3 pimientos rojos y 2 pimientos verdes de asar. 4-5 ajitos, aceite de oliva virgen extra, dos huevos duros, sal y vinagre.

Asar los pimientos al modo tradicional, es decir, con el horno caliente, a 180º, tres cuartos de hora, cambiando la postura de los pimientos. Dejar “sudar” varias horas.

Cuando estén, pelar los pimientos y trocear y añadirles los huevos duros muy picados. A continuación, calentar aceite en una sartén y freir los ajitos muy troceados, sin que se quemen. Cuando estén, añadir aceite caliente y ajitos a los pimientos. Ya solo quedará la sal y una cucharada sopera de buen vinagre.

Están riquísimos los pimientos con este aliño. La receta –que es de lo más sencilla- me la dieron en el mercado de abastos….