El 18 de febrero de 1811 tuvo lugar en el Teatro Cómico de la Real Isla de León la última sesión de las Cortes Generales y Extraordinarias, pues el decreto XXXVI ordenaba el traslado de los diputados a la ciudad de Cádiz para el 20 de febrero. Cuatro días más tarde, sus señorías reanudarían su trabajo constitucional en el  Oratorio de San Felipe Neri de la capital gaditana, dónde ya había remitido la epidemia de fiebre amarilla. Hoy domingo, se ha escenificado la efeméride con un homenaje a estos diputados de antaño recreados por ciudadanos, por parte de los alcaldes de ambas ciudades, junto a la Guardia Salinera, Milicias Nacionales, Voluntarios Distinguidos de Cádiz, Voluntarios Artilleros de Puntales, Miembros de la Unidad de Música y ciudadanos vestidos de época, en la Plaza de España, junto al monumento a la Constitución de 1812.

En un día radiante, ya en San Fernando, a las doce, los diputados y el Consejo de Regencia partieron de la Casa de la juventud hacia la iglesia del Carmen, despidiéndose a continuación de la ciudad, con los honores de la Guardia Salinera y salvas de fogueo. Entonces, la comitiva parte en vehículos en dirección a Cádiz. Mientras tanto, en esta ciudad el batallón de Voluntarios, Milicias y Artilleros salió del Castillo de Santa Catalina desfilando con gran vistosidad con la Unidad de Música por las calles gaditanas en dirección a la Plaza de España. Allí, a las 13,30 el grupo de senadores y diputados doceañistas recibe el homenaje de la ciudad, con los discursos de las autoridades, una ofrenda floral, y el himno nacional.

Tras haber acogido durante varios meses las sesiones de Cortes, a propuesta del diputado valenciano Villanueva, la Isla de León recibe el título de ciudad, y el Teatro Cómico pasa a llamarse Real Teatro de las Cortes, hoy convertido en edificio constitucional junto a la iglesia del Carmen, el Ayuntamiento y el colegio de la Compañía de María. En los próximos meses, San Fernando celebrará exposiciones, actuaciones musicales, conferencias y encuentros de latinoamericanistas prestigiosos, todo ello para culminar la celebración del bicentenario de los hechos históricos vinculados a 1810.

No obstante, a partir de hoy, Cádiz asume el protagonismo en los actos del Bicentenario de la Constitución, que tendrán su máxima expresión el 19 de marzo de 2012.

Nuevamente pude participar en el desfile y en la escenificación de los ciudadanos de 1812, ataviada de época. Tengo que decir que el batallón cada vez desfila mejor y que la unidad de música lo hace con más brillantez. Sin duda en Cádiz tenemos uno de los mejores cuerpos de recreación histórica.