Me lo dijo Miguel (propietario de la tienda Miña Terra en Cádiz): “la cosecha de legumbres de este año es muy buena, lo afirman mis proveedores y mis clientes a medida que las van probando”. El establecimiento gaditano cuenta –entre otros productos- con todas las variedades de alubias de La Bañeza, concretamente la marca La Auténtica, además de garbanzos, lentejas y fabes asturianas.

Por ejemplo, este año en Tierra de Campos (Valladolid), la excelente lenteja pardina ha superado las previsiones, alcanzando una cosecha de 1.500 toneladas frente al record anterior de 800 Tm. de hace unos años. Dicen que han influido las buenas condiciones meteorológicas y las ayudas recibidas para la siembra, lo que ha hecho a los agricultores apostar por el cultivo de legumbres de calidad. No obstante, el incremento de la producción ha ido paralelo a una ligera bajada del consumo, aunque se confía en que el mercado pueda absorber este desfase. Otro caso ha sido la comarca de Saldaña (Palencia), dónde la producción de leguminosas ha alcanzado 60.000 kilos, cantidad también superior a la del año anterior; además, la comercialización y venta de la alubia mejora cada año al ser más conocida, a pesar de su mayor precio, propio de su mayor calidad.

No es la primera vez que escribo sobre las legumbres; garbanzos y lentejas han estado siempre presentes en nuestra alimentación desde la antigüedad (Egipto), incorporándose posteriormente las alubias a través del descubrimiento de América. En la cocina, hay que recordar que excepto las lentejas, todas deben ponerse en remojo en agua fría la noche antes de ser cocinadas, lo que se hará en una olla cerrada, para además de acortar el tiempo de cocción, conservar su valor nutricional. Se aconseja el consumo de legumbres al menos dos veces en semana, tanto en invierno (en potajes calientes) como en verano (en frío, aliñadas). Y es importante rechazar la idea de que las legumbres engordan, pues aportan pocas calorías, que se multiplican según el tipo de ingredientes aportados.

Con idea de aprender y experimentar recetas, en una de mis visitas a Miña Terra, me hice con bolsitas de medio kilo de las siguientes legumbres: alubias Tolosana pinta, Alubias blancas de riñón, alubia carilla, alubia de la Virgen o Pilarica, alubias negras de Tolosa, judión leonés, alubia planchada, alubia morada redonda de Barco de Ávila y garbanzo de La Bañeza. Faltó solamente la alubia verdina, ideal para guisarla con pescado.

Por cualidades nutritivas, pocas calorías y precio moderado (unos 4 euros/Kg), y porque permiten organizar en casa un primer plato saciante para todos, creo que las legumbres merecen estar en un lugar privilegiado de nuestra dieta, al ser símbolo básico der nuestra dieta mediterránea. Yo de momento me he propuesto la tarea de elaborar recetas lo más sabrosas y originales posibles con todas estas legumbres, que encontré en una tienda de Cádiz, gracias al asesoramiento de su propietario, algo muy de agradecer.

(Por supuesto, tuve que comprar más envases para guardar las nuevas variedades de legumbres, a este paso tendré que ampliar la cocina…) 

Noticias relacionadas en Comeencasa:

Legumbres, reglas de oro

Las legumbres son la leche

Presentación del primer potaje de la temporada

Enlaces de interés:

http://www.legumbreslaautentica.es/

http://legumbreslamanchega.es/productos.htm 

http://tranbel.iespana.es/Gastronomia/tecnicas/especificas/legumbres.htm