El jueves 25 de noviembre se celebró el día de la violencia de género, y unos días antes recibí el enlace de este nuevo blog “Mujer Gades”, nombre de un proyecto gestionado por la entidad Cáritas diocesana de Cádiz, y que viene funcionando desde el año 1990. El blog informará de las actividades que desarrolla la asociación en pro de mujeres en riesgo de exclusión.
El servicio atiende cada año a una media de 50 mujeres, de edades comprendidas entre los 18 y los 60 años, algunas de las cuales ejercen o han ejercido la prostitución y que responden a perfiles tan dispares como el ser drogodependientes, ex reclusas o mujeres que han sufrido o están sufriendo abusos o malos tratos físicos. Se trata de mujeres, con baja autoestima y en situación de alto riesgo personal y social.
El proyecto Mujer Gades contempla acciones de tipo educativo y laboral, como talleres de educación para la salud, alfabetización y graduado, talleres para la promoción profesional, manualidades, desarrollo de habilidades sociales y orientación laboral, etc. En él trabajan profesionales y voluntarios.
Algunas de las jóvenes viven con sus familias de origen, con las que tienen que compartir sus ingresos económicos; otras viven con sus compañeros sentimentales. Pero en todos los casos ellas con sus hijos constituyen familias monoparentales. La edad de inicio en el mundo de la prostitución se sitúa, para la mayoría de las mujeres, entre los 18 y 20 años, empujadas por necesidades económicas, afectivas, por su dependencia de las drogas o ludopatías, por la imposibilidad de mantener las cargas familiares o por trastornos psíquicos.