Las estadísticas de los más de 800 posts de este blog tan casero, tan doméstico y sin embargo tan inquieto, señalan a la receta de “puré de pescado para bebés” como la más visitada con mucha diferencia. Sin duda este hecho habla de la inquietud de muchos padres por conseguir que su hijo coma pescado en la mejor preparación posible. Hoy extraemos la receta del archivo de Comeencasa y le pasamos el micrófono para que nos hable del secreto de su éxito.

¿Esperaba Vd. alcanzar tanta popularidad en Comeencasa?. Desde luego que no. Este blog no es ninguna cosa del otro mundo en cuanto a recetas. De hecho el S. Google te las encuentra con rapidez.  Pero sí es verdad que aquí se proponen recetas sencillas, pensando siempre en la utilidad para el cocinero/a que tiene poco tiempo, pero que quiere poner en la mesa alimentos sanos y sabrosos. Puré de pescado para bebés es una excelente apuesta para que los chiquitines coman bien y además aprendan a saborear. Ya sé que está feo que yo lo diga,» pero esto e así»
¿Cual podría ser la clave de este triunfo absoluto en visitas?
Como ya he dicho, se debe a mi sencillez y originalidad; mi fórmula es antigua, pues de hecho el hijo de la bloguera disfrutaba con mi sabor y textura desde pequeño; mi inventora fue la tía Manoli, que es quien ha enseñado a comer a todos los niños de esta familia. Al final, los platos clásicos son los más útiles. Y desde que me llamaron de Comeencasa para explicar mi contenido, me hice famoso, tanto que ya tengo hasta marca registrada.
¿Vd. que conoce a los bebés, ¿qué aporta concretamente su variedad de pescado junto a la fruta?
Fundamentalmente el sabor para el niño y la tranquilidad para el cuidador/a de que está alimentándole con buenos productos. Puedo presumir de que me buscan y visitan de muchas partes del mundo: de América, (norte y sur), de Europa, desde la Flota del Pacífico e incluso de Japón. También me visitan de Cádiz, la última vez desde el barrio de La Viña. Allí me elaboran con pescaditos recién cogidos en La Caleta, y los niños me comen al compás del tres por cuatro.
Los niños suelen ser ariscos al pescado. ¿Cree que con su propuesta se conseguirá aficionarlos?
Por supuesto, sé que los bebés disfrutan con mi sabor. El pescado debe estar presente siempre en su dieta en cuanto lo autorice el pediatra. Las proteínas del pescado son de la mejor calidad, y de ese modo, luego se acostumbrarán a consumirlo en guisos, a la plancha, al horno, y, llegado el caso y no como costumbre, frito. Yo –como puré- solo llego como mucho hasta los 2-3 años, que ése es mi trabajo, el resto es cosa de los padres.
¿Algo que añadir?
Pues solo recordar que los bebés deben comer sentados en su sillita especial, a sus horas y con tranquilidad. Que la comida es un acto muy importante. Y luego decirles a los padres que mancharse de puré mientras dan de comer al niño es muy normal, y que luego cuesta trabajo quitar esas manchas. Como verá, estoy en todo.