Ingredientes (para 2 personas):


½ lata de cerveza, 2 cuartos traseros de pollo (o dos pechugas), 2-3 ajitos, aceite, sal, pimienta y 1/4 kg de setas (níscalos por ejemplo).

Limpiar el pollo, restregar con un ajito pelado y salpimentar. Colocar en bandeja de horno que sea honda, con un chorreón de aceite. Hornear 25 minutos a temperatura máxima. A continuación, añadir la media lata de cerveza, e introducir nuevamente en el horno otros 25 minutos a 180º. Cuando esté casi listo, dorar unos ajitos en aceite para saltear las setas. Acompañar el pollo con las setas salteadas, quitándole el caldo sobrante.

En esta preparación, hay que cuidar de no pasarse en el tiempo, pues el pollo se puede resecar mucho. Lo probamos al día siguiente y nos gustó.
La receta la encontré en la página Directo al Paladar