Ingredientes: 1 kg de calabacines, ½ kg de carne picada de ternera, 1 zanahoria picada, 1 cebolleta o puerro, queso Parmesano, 1 ajito, ½ kg de tomate frito casero (o pelado y troceado), sal, pimienta, orégano y aceite de oliva virgen extra.
Elaboración: en un perol con aceite, ponemos a pochar la cebolleta picada y el ajito picado, dejando tapado hasta dorar. Entonces, añadimos el tomate frito (o troceado), sal, pimienta, orégano y lo dejamos durante 10 minutos tapado.
Mientras, pelamos los calabacines, los troceamos finos y los cocemos durante 3 minutos. (Van muy bien en la varoma de la thermomix). Cuando estén, los añadimos al perol, removemos bien y ponemos también la carne picada y la zanahoria picadita, todo ello junto durante otros 3 minutos a fuego vivo.
Solo nos queda colocar todo en una fuente de horno, cubriéndolo con el queso parmesano y ponerlo a gratinar unos 5 minutos.
Esta receta está riquísima. Es muy importante utilizar un buen tomate, si es frito casero mejor todavía, pues el sabor siempre estará patente en el plato.

(Tomé la receta del blog De Vericuetos, Cacerolas y Chascarrillos.)