(Tres personas)
Ingredientes: ¾ de rape limpio, medio vasito de vino oloroso, medio vaso de caldo de pescado, una cebolla grande, 2 dientes de ajo, perejil picado, 2 patatas nuevas y sal.
Picar y rehogar el ajo y la cebolla, y pocharlos suavemente. Añadir el vino oloroso y el caldo de pescado y dejar consumir más o menos la mitad. Ir cociendo las patatas ya troceadas con un poco de sal, como unos veinte minutos para que estén tiernas. Limpiar y trocear el rape en tacos, añadirles sal y pasarlos por la plancha levemente.

Preparar una rustidera para el horno con la salsa, añadir las patatas cocidas y el rape sellado y el perejil picado.

Introducir en el horno unos 180 grados durante 25-30 minutos.
El plato está delicioso. Si bueno está el pescado, mejor están las patatas que han cogido todo el sabor del vino. Lo recomendamos.

Con esta receta, he resuelto el problema que siempre tenía con el rape, pescado que suelta mucha agua, y al que había que añadir harina para que no estropeara la salsa. De este modo, el pescado solo añade sabor al conjunto, no líquido.