Para tres personas.

Tres colas de salmón medianas, 1 cebolla, 1 puerro, 1 zanahoria, 2 ajitos, ¼ guisantes, aceite, 1 limón, sal.

Cortar todas las verduras en juliana y salpimentar el salmón. Cortar el papel de aluminio en 3 trozos y pintarlos con aceite de oliva. En cada papel preparar un colchón de verduras (incluyendo una rodaja de limón), y sobre ella poner el salmón. Cerrar bien el papel.

Colocar los tres paquetes en la bandeja y con el horno ya caliente, ponerlo durante 45 minutos a 220 grados.

Esta preparación es sencilla y muy limpia. En casa lo hicimos el día antes y antes de consumirlo lo calentamos un poco en el microondas, sin perder su sabor. Aconsejo este plato por sus muchas cualidades.

Nota: pregunté a mi amigo Javier García Pereda (profesor de tecnología de los alimentos) por los posibles riesgos del papel de aluminio para cocinar, como en este caso. Su respuesta fue muy clara:; no hay nada que temer, pues es un material diseñado para estar en contacto con los alimentos y resiste la temperatura sin ceder sustancias tóxicas. Tal vez –dijo- sí le podría afectar el contacto con alimentos ácidos como el tomate crudo o el zumo de limón.

Dice también que una receta de papillote en papel de aluminio tiene las tres S: Sano, Seguro, Sabroso.