Ingredientes: buen aceite de oliva, 2 cebollas, 2 ajos, 2 tomates, laurel, 1/2 kg. de patatas nuevas, vasito de vino blanco (tipo manzanilla) y pimentón.

En el aceite de oliva freir la cebolla, los ajos y los tomates pelados. Agregar unas hojas de laurel, y una cucharadita de pimentón. Cuando esté todo dorado, echar las patatas troceadas y un vasito de vino blanco, dejándolas cocer hasta que estén tiernas.
Están riquísimas. No quedó ni la muestra.Hay que calcular bien el sofrito y el vino, pues necesitan tener mucho caldo para cocer correctamente.

(La receta la tomé del libro: «La Huelva de ayer», escrita por el Club de Pensionistas Lazareto.