Huelva –como muchas ciudades españolas- no llegó a tener un edificio específico para mercado hasta finales del siglo XIX. Anteriormente, los onubenses se proveían de alimentos en un mercado al aire libre organizado diariamente en La Placeta y en las calles aledañas (las actuales José Nogales, Las Bocas y Plus Ultra). De ahí las alusiones documentales a La “Placeta de los Mercaderes”. No obstante, según Diego Díaz Hierro, en su libro Historia de las calles y plazas de Huelva (1983), hubo un primer mercado en la zona de asentamiento primitivo de la villa, es decir, en la zona alta, junto al castillo e iglesia mayor de San Pedro.
Parece ser que también existió un mercado efímero en la Plaza de las Monjas durante el año 1825-26, lugar escogido por el Ayuntamiento por su mayor amplitud, pero que a la postre no satisfizo a vendedores ni a clientes, que reclamaron al ayuntamiento la vuelta al emplazamiento anterior, en La Placeta.
Durante el año 1861, en diferentes sesiones capitulares, se estudiaron algunas propuestas de construcción de mercado público, sin decidirse por ninguna. Fue el 26 de agosto de 1864, cuando el entonces alcalde de Huelva Fernando de la Cueva y Cáceres, firma un documento público ante notario por el que el contratista Antonio Cortina Bustamante procederá a la construcción de un mercado de abastos en Huelva, convertida en capital de la provincia desde 1833. El valor de las obras: 423.122 reales, con un plazo de ejecución comprometido de nueve meses. El 6 de septiembre de 1864 se colocó la primera piedra, bendiciéndose el 19 de enero de 1866 y abriéndose al día siguiente al público, festividad del patrón de la ciudad, San Sebastián, el Mercado de El Carmen.
No obstante, este mercado pronto dio pruebas de sus deficiencias higiénico-sanitarias. Además, debido a la zona en que se encontraba, sufría inundaciones en momentos de temporal. De ahí que se realizaran diversas obras de mejora y ampliación, como la que tuvo lugar en el año 1884, para dotar de puestos de pescado. Ya en 1913 se describía así el mercado: “Tenía cinco grandes puertas, tres naves y cuatro cuarteles. En éstos van los puestos de carne, y en los patios las legumbres. En otros puestos exteriores, se vendían carne de lidia, masa frita, quincalla, bisutería y lozas. Teniendo en cuenta que entonces la carga y descarga la realizaban los caballos, hubo que colocar un atajo para impedir la entrada de las bestias al interior del recinto.
En 1919 el Consistorio aprobó una ordenanza para fijar precios máximos, impedir la instalación de puestos ambulantes en las zonas exteriores del mercado y poner freno a los pregones de los vendedores, al parecer bastante groseros y de mal gusto.
A finales de los años 50 y principios de los 60, el mercado se encontraba en una clara situación de decadencia, según describe la prensa de aquellas fechas, produciéndose numerosas denuncias por la pésima situación de conservación del edificio del mercado. Entonces éste albergaba 88 puestos de frutas y verduras, 83 de carne y 70 de pescado.
Huelva seguía creciendo, y el 18 de julio de 1952 se inauguraba allí un nuevo mercado en la barriada de Las Colonias. También abrió sus puertas otro mercado en el barrio de San Sebastián allá por 1957. Pocos años después comienzan a funcionar los primeros supermercados modernos.
Coincidiendo con la urbanización de la zona de Pescaderías, el Ayuntamiento proyecta el traslado del mercado de El Carmen a estos nuevos terrenos, lo que se ha visto cumplido a finales del año 2009. Se cierra así una etapa de más de 140 años de historia y actividad comercial cotidiana de los habitantes de Huelva.
No podemos olvidar algunos nombres de los vendedores más conocidos: María “La Catalana”, con 81 años hoy, puesto de fruta y verdura; Miguel Izquierdo, Churrería Miguel, con 140 años de antigüedad, Aquilino Vidal, cuchillería y ferretería, hace 60 ya años, Pepe “El pescadero”, desde hace 40 años ó Manuel el del Puro. Han sido varias generaciones las que han trabajado y dado vida a este viejo mercado, cuyas instalaciones ya no estaban a la altura del siglo XX y en la ciudad de Huelva.
Los datos están resumidos del libro: “La Plaza….1866-2007”, editado por la Diputación de Huelva, la Fundación El Monte y el Puerto de Huelva, una joya.