Ingredientes: 300 g de calamares, un tomate, un pimiento verde, una cebolleta, 2 ajos, una hoja de laurel, ¼ de habas frescas, 1 vaso (de los de agua) de arroz bomba, 1 vasito de vino blanco, aceite, sal, agua (mejor caldo de pescado casero).
En una cazuela con aceite se rehoga la cebolleta, el pimiento y el ajo picados. Luego se añade el tomate pelado, cortado en tacos, las habas frescas y el calamar limpio y troceado.
Se continúa el rehogado y se agrega el vino. Cuando éste se haya evaporado, se añade el arroz y la hoja de laurel.
Se vuelve a rehogar y se cubre con el doble de agua (caldo) que de arroz. Se pone a punto de sal y se deja cocer unos 20 minutos, hasta que el arroz esté tierno. Antes de servir se deja reposar unos minutos.
Este arroz gustó a todo el mundo. Como el sabor predominante es el calamar, le vino muy bien el caldo de pescado. Con el arroz bomba, al día siguiente estaba aún mejor, y al otro día todavía más rico. Lo aconsejo. Lo encontré en una revista con recetas del gran Arguiñano, mi referencia en la cocina.