En familia

Se nos han ido juntas cocinera y mucama
Hoy por eso cenamos todos en la cocina
Me he quedado mirado cómo baila la llama
Del fogón, que de a ratos la pared ilumina


La grasa del asado por momentos se inflama
Y un sabor exquisito nuestro olfato adivina
Afuera, un viento helado con tanta furia brama
Que amenaza al molino de la casa vecina.


Cuando se tiene el alma sin un remordimiento
Y el pan que está en la mesa se ganó honradamente
Y nada enturbia el curso de nuestro pensamiento
Y estamos con los propios en cariñoso ambiente
¡Qué puede preocuparnos que afuera ruja el viento,
Ni el brillo de otras mesas, ni el lujo de otra gente!


Eduardo Fedriani (padre de María Nélida)
(Poesías de antes-María Nélida Fedriani-editado en Buenos Aires, año 2002)