Llevo muchos años hablando con los Reyes para encargar los regalos de mi familia, con lo cual, llegado el día 6 son ya pocas las sorpresas que me esperan. Pero este año, Sus Majestades me han dejado pequeños objetos de uso cotidiano en la cocina, cada uno con originalidad o encanto. Yo los enseño por si a alguien le interesa:
Tarro ligador de salsas: Se trata de un frasco de vidrio con un mezclador manual interior, que permite ligar las salsas. Además, en la superficie exterior del mismo, están las medidas de los respectivos ingredientes para hacer vinagretas o aliños de todo tipo en su correcta proporción. Se trata sin duda de un cacharrito muy útil.
Jabón de acero de cocina: Es un jaboncillo para las manos, que aprovecha las propiedades del acero para eliminar fácilmente aquellos olores fuertes de la cocina que tardan en desaparecer (de pescado y ajo sobre todo…). Frotar treinta segundos las manos bajo el agua con este jaboncillo son suficientes para que las manos del cocinero/a vuelvan a quedar suaves y perfumadas como antes. Trae un soporte incorporado.
Guantes de fregado fashion: me encantaron en cuanto los ví. El color que tienen es el de los guantes de goma de siempre, con los que hemos fregado y limpiado la casa, para proteger las manos de los productos agresivos. Estos guantes traen un mejor acabado en su prolongación con adornos, y además están hechos de un material natural, inofensivo para la piel. Realmente son una monada dentro del conjunto estiloso del diseño de la cocina.
El pack del día 6 se completa con un apoyacucharas de cerámica, a juego con el color de los muebles de la cocina, y un abridor (descapsulador) de botellas con un mango de cristal. Los Reyes Magos se han portado muy bien con Comeencasa.