Muchos de mis lectores están preocupados por decidir el plato que presidirá la mesa en la próxima Nochebuena. Yo ya he dejado de preocuparme, pues tras buscar posibles opciones de cocina –dentro de mis limitaciones-, la he encontrado, es una receta de Arzak sencilla, clásica y estoy segura que muy rica: Merluza con almejas en salsa verde. El año pasado tocó carne y este hay que cambiar de tercio, que el pescado es muy digestivo y tiene pocas calorías.
Merluza con almejas en salsa verde (cuatro personas).
Ingredientes: cuatro lomos de merluza –con la piel- de 200 g. cada una; 250 g. de almejas, 4 dientes de ajo, 2 cucharadas de perejil picado, 12 cucharadas de aceite de oliva, una pizca de harina (opcional) y ½ vaso de agua fría y sal.

Elaboración:
Limpiar los lomos y sazonar. Poner una cazuela de barro (amplia, para que quepan los lomos con holgura), a fuego lento con el aceite, los ajos muy picaditos y la mitad del perejil picado. Antes de que empiecen a dorarse los ajos, añadir -si se quiere- una pizca de harina; en tal caso, desleírla bien. Añadir a continuación las almejas y seguidamente los lomos de merluza con la piel hacia arriba. Después, mojarlos con el agua y mantener la cocción durante unos tres minutos (según el grosor de los lomos), moviendo la cazuela para que ligue la salsa.
Seguidamente dar la vuelta a los lomos y proseguir la cocción durante otros tres minutos, en el transcurso de los cuales las almejas se abrirán. Cubrir entonces la cazuela con una tapadera. Cerciorarse antes de emplatar que la salsa está bien ligada, si no, sacar los lomos y ligar fuera del fuego la salsa, moviendo la cazuela.
Servir en cada plato un lomo de merluza, rodear con las almejas correspondientes y cubrir el conjunto con la salsa verde. Espolvorear con el perejil sobrante sobre cada lomo.
Nota: Hay quien prefiere añadir en lugar de agua, caldo de pescado o incluso vino blanco, pero algo tan neutro como el agua hace prevalecer el sabor sutil e intenso a la vez del pescado.
Y como opción, se le puede añadir, sobre el lomo de merluza, un poquito de ajo muy picadito, frito y dorado.
…..
En lugar de la llamada merluza, yo tengo comprada lo que en Cádiz se llama pescadilla (de algo menos de dos kilos, y el pescadero me preparó los lomos, sin quitarle la piel por supuesto).
Eso sí, en cuanto prepare el plato, haremos la foto y la correspondiente crónica.