(Original del recetario de dulces del Taller de Gastronomía del Ayuntamiento de Villanueva del Ariscal (Sevilla), de julio de 1999.

Ingredientes: ½ kg de manteca, 300 g de azúcar, 6 yemas, ralladura de limón, 1 kg de harina aproximadamente, 1 cucharadita de bicarbonato, almendras y cabello de ángel.

Elaboración:
En un lebrillo se amasa la manteca hasta que esté fina, después se le añaden las yemas, a continuación la ralladura de limón, luego el azúcar y por último, y poco a poco, la harina, todo amasado hasta que se haga una bola totalmente despegada del lebrillo.
La masa se parte por la mitad. Una parte se pone en la tortera muy bien extendida por todos lados igual, encima se le pone una capa de cabello de ángel. La otra parte se aplasta encima de la mesa en un papel encerado del tamaño de la tortera con mucho cuidado, se pone arriba del cabello de ángel sin aplastarlo, con un cabo de un tenedor se le señalan los cuadros y con una clara de la sobra de los huevos se bate un poco, se unta con una brochita y en el centro del cuadro se le coloca una almendra.
Ponemos al horno hasta que los bordes comiencen a dorarse. Cuando esté fría se parte por las señales.
(Esta torta ha “caído” literalmente esta mañana en la oficina. Nos la trajo una de nuestras becarias, hecha por su madre. Muchas gracias, ha sido todo un detalle).