Ingredientes: 2-3 salchichas por persona. 4-5 ajitos. ½ cebolla. Medio vaso de vino blanco. 2 hojas de laurel, sal y aceite.

Se trocean los ajitos y la cebolla y se refríe todo en la cazuela. Cuando estén pochados se pasa por la minipymer y se devuelve a la cazuela, en la que ya habremos salteado las salchichas con algo de aceite, sal y laurel. Con el fuego suave se sofríe todo y se le añade el vino, dejando que se vaya consumiendo como unos quince minutos.

Puede tomarse de inmediato o puede reservarse para otra ocasión.

Esta receta va con salchichas ecológicas de cerdo, y damos fe de que su digestión ha sido fácil, pues no se le ha añadido ninguna otra especia. Por supuesto, iban acompañadas de verduras. Con estas salchichas hemos optado por la calidad y ha merecido la pena.