Esta receta la encontré en la magnífica web-blog Directo al Paladar, y me pareció saludable e interesante como plato de vísperas, que es mi eterna preocupación.
Ingredientes: 1 kilo de chipirones, 2 tomates grandes y maduros, 1/2 cebolla, 4 patatas pequeñas, 1 diente de ajo, 1 rama de perejil, 1 copa de Pedro Ximénez, sal, pimienta, pimentón dulce, aceite, 1/2 vaso de agua.
Preparación: debemos limpiar los chipirones, tener especial atención en vaciar perfectamente la parte interior, dándole la vuelta si es preciso.
Lavamos, quitamos la piel y troceamos los tomates. Pelamos y partimos en rodajas finas lad patatas. Pelamos y picamos la cebolla y el ajo. Picamos grueso el perejil.
Ponemos a calentar un poco de aceite y, sofreímos los tomates, la cebolla, el ajo, las patatas.
Cuando esté tomando color agregamos los chipirones limpios y el perejil, y cuando esté todo doradito lo salpimentamos y le echamos una pizca de pimentón dulce, removemos y le agregamos la copa de Pedro Ximénez y el agua, dejamos que cueza hasta que estén tiernos tanto los chipirones como las patatas. Si vemos que la salsa se reduce demasiado, le podemos ir añadiendo un poquito de agua cuando haga falta. Rectificar de sal. El tiempo de cocción dependerá del groso de los chipirones, pero será suficiente con una media hora. Las patatas posiblemente se deshagan. Pero la salsa es una maravilla. En casa les encantó este plato.
Si no tenemos este vino, podemos sustituirlo por un oporto o un moscatel.