Maritatas premiadas

Me encanta que una palabra tan usada por mis abuelos y padres –maritata- (ver definición en el libro “El habla de Cádiz” del profesor Payán), se haya puesto en valor a través del concurso llamado “Senda de las Maritatas”, ahora en la I edición, de la mano de la Diputación de Cádiz, gestionado por la Oficina del Bicentenario. A partir de ya, una receta nacida en el Cádiz de 1812 y servida como tapa o pequeña ración llevará por nombre MARITATA. No olvidar este nombre.
Para eso el gastrónomo e investigador Manuel Ruiz Torres ha dedicado varios años a estudiar el modo de cocinar y alimentarse de los gaditanos de una época en la que la ciudad era un referente en España y luego en Europa y Sudamérica gracias a la promulgación de su Constitución. Su trabajo puede disfrutarse en el libro “Cocina y Gastronomía en el Cádiz de las Cortes”, de cuya presentación dimos cuenta en este blog, teniendo una servidora un ejemplar convenientemente dedicado por su autor.
Pero es que los cocineros de estas maritatas o tapas doceañistas –que ya más de una hemos degustado- acaban de ser distinguidos por un jurado de ocho hombres y mujeres sin piedad, que visitaron estos establecimientos, se sacrificaron y probaron una a una las exquisitas maritatas hechas a base de ingredientes clásicos tal como en 1812, siguiendo el guión de D. Manuel en su libro. El resultado: esto es la leche. ¡Qué bien sabía el Doce en Cádiz!
También doce premios fueron repartidos entre ocho de los cuarenta restaurantes que participaron en esta I Edición de la Senda de las Maritatas. ¡menuda cara de satisfacción de los que se llevaron dos premios..,! Es que es para presumir!
Áquí va la noticia detallada y completa de mis amigos de TUBAL, sobre la entrega de premios, y no la crónica patatera que estoy contando. Nosotros hemos tenido oportunidad de probar alguna que otra maritata, y certificamos su calidad. Enhorabuena a Sopranis (seguir así) y a D`Córdobas (viva la juventud trabajadora y guay) y enhorabuena a los establecimientos de la bahía, que aunque aún no hemos podido visitarlos, prometemos hacerlo en cuanto podamos. Más de una señora cocinera salió con la cara iluminada de satisfacción al recoger su premio…., los premios son para el que trabaja. Y aquí se lo han currao cocineros de todas las edades.